Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil pide a la OMC que apruebe medidas compensatorias contra EEUU por más de 1.000 millones de dólares

"Estados Unidos no ha retirado ni modificado esos subsidios dentro del plazo previsto que vencía el pasado 21 de septiembre", ha explicado la delegación brasileña.

Brasil ha pedido hoy a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que le autorice a aplicar sanciones comerciales de 1.037 millones de dólares anuales contra Estados Unidos por no haber eliminado sus subsidios al algodón.

"Estados Unidos no ha retirado ni modificado esos subsidios dentro del plazo previsto que vencía el pasado 21 de septiembre", explicó la delegación brasileña ante el organismo multilateral. El Organo de Solución de Diferencias de la OMC confirmó en marzo último un dictamen emitido en junio de 2004 por un grupo de expertos, que decía que los subsidios que reciben los productores de algodón de EEU U distorsionan los precios de esa materia prima en el mercado internacional.

Un diplomático brasileño informó hoy de que la demanda de su país se examinará en una reunión del Organo de Solución de Diferencias (OSD) el próximo 18 de octubre y que en ese momento "Estados Unidos podría presentar una objeción".

De ser así, el caso será remitido automáticamente a un procedimiento de arbitraje en que se determine el monto y la forma en que la OMC autorizará esas sanciones, precisaron las fuentes. "Brasil lamenta esta situación y subraya que la plena puesta en marcha de las recomendaciones del OSD son fundamentales para la credibilidad del sistema multilateral de comercio", afirmó la misma fuente.

Derecho de aplicarlas en el futuro

EE UU y Brasil acordaron en julio pasado dejar en suspenso las sanciones que el país latinoamericano había solicitado ya a la OMC por esos subsidios ilegales que Washington concede a sus productores de algodón, pero el Gobierno de Brasilia dijo entonces que se reservaba el derecho a aplicarlas en el futuro.

A principios de julio, Brasil había pedido autorización a la OMC para imponer sanciones a Washington equivalentes a 3.000 millones de dólares, pero Washington reaccionó y propuso un recorte de esas ayudas.

En ese momento, la Casa Blanca propuso suprimir un subsidio de unos 260 millones de dólares anuales al algodón, que junto con otro anuncio de que introducirá cambios en tres de sus programas de créditos garantizados a las exportaciones, era la vía para poner de acuerdo su legislación con la decisión de la OMC.

Las autoridades brasileñas dijeron que han calculado las sanciones comerciales que imponer a EE UU según el daño que esas subvenciones al algodón causan a ese mismo sector del país suramericano entre 1999 y 2002. Se calcula que EE UU gasta anualmente unos 4.000 millones de dólares (3.043 millones de euros) en subsidios a su industria

algodonera.

EE UU tiene un programa de subvenciones a los exportadores y las empresas que usan algodón para que adquieran la materia prima en el país, donde su valor se mantiene alto de forma artificial para ayudar a los productores, en lugar de comprarlo en el extranjero a un precio menor.

La supresión de las ayudas estadounidenses causará una alza del 20% en el precio global del algodón, según cálculos realizados por expertos internacionales, lo que tendrá repercusiones positivas para países africanos como Chad, Mali, Benin y Burkina Faso, en los que el algodón es una exportación fundamental.

Por su parte, Brasil, el actual quinto mayor productor, podría doblar su producción hasta unos 7,2 millones de toneladas en 2009, según la Asociación de Productores de Algodón de ese país.