Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pide a los países de la UE que desbloqueen los textiles chinos retenidos en las aduanas

La Comisión aprobará el jueves las propuestas de Mandelson para resolver la crisis textil

El comisario de Comercio, Peter Mandelson, ha pedido hoy a los Estados miembros de la Unión Europea que acepten sus propuestas para desbloquear los millones de textiles chinos retenidos en las aduanas comunitarias por el desbordamiento de las cuotas porque de lo contrario podría haber una escasez de artículos durante el otoño y un aumento de precios para los consumidores. La Comisión aprobará el jueves las propuestas de Mandelson para resolver la crisis textil.

"Se trata de un amplio volumen de prendas, me doy cuenta. Pero la consecuencia de no desbloquearlas sería un grave daño económico para muchos pequeños distribuidores y negocios medianos. Podría significar una escasez durante el otoño, pero con más probabilidad, precios más altos para muchos consumidores que no pueden permitirse pagar más por la ropa", dijo el comisario en una comparecencia ante la comisión de Comercio de la Eurocámara.

"Quiero lanzar un llamamiento a los Estados miembros para que adopten una perspectiva a largo plazo. El precio de rechazar mis propuestas es perjudicar al consumidor. El beneficio es mantener el acuerdo (textil con China) vivo y las restricciones globales durante los próximos tres años", destacó.

"Las decisiones son a veces dolorosas, pero la alternativa es a menudo peor. ¿Vamos a devolver todas las mercancías sin licencia a China? ¿Quién lo pagará? ¿Quién compensará a los importadores y a los distribuidores por la pérdida de contratos? En estas circunstancias, la solidaridad entre los Estados miembros en la cuestión de los textiles, que ha constado tanto de conseguir, se erosionaría, y su frágil unidad quedaría fracturada", advirtió.

Un nuevo enfrentamiento entre los Estados miembros sobre el textil no convendría ni a los productores textiles, ni a los distribuidores, ni a los consumidores. "Por ello insto a los Estados miembros a que acepten mis propuestas y a que me respalden en mis esfuerzos para mantener con China un acuerdo que es muy valioso para nosotros y encontrar al mismo tiempo una solución razonable a los problemas que hemos experimentado al aplicarlo", concluyó el responsable de Comercio.

Mandelson ha mantenido ya contactos telefónicos con los Estados miembros a nivel ministerial para asegurarse el respaldo a sus propuestas, cuyo contenido no se ha hecho público, según explicaron fuentes comunitarias. Mañana la crisis textil será abordada por los embajadores de los Veinticinco ante la UE en su primera reunión tras las vacaciones de agosto, en presencia del comisario de Comercio.

El jueves se aprobaran las propuestas

Las propuestas definitivas de Mandelson serán aprobadas el jueves en la reunión semanal del Ejecutivo comunitario ,y a continuación todavía tienen que ser ratificadas formalmente por el comité textil, donde están representados los Veinticinco, que podría convocarse para el jueves por la tarde o el mismo viernes. Las mercancías quedarían entonces desbloquedas a mediados de septiembre, según anunció el domingo Mandelson.

Mientras tanto, "las líneas de comunicación con China se mantienen abiertas" para lograr el respaldo de las autoridades de Beijing a las propuestas de la UE. Pese a la vuelta el lunes de los tres principales negociadores comunitarios sin acuerdo, se mantienen los contactos con la delegación permanente de la Comisión en la capital china.

Las fuentes consultadas sostienen que los chinos no puede vetar en ningún caso un acuerdo a Veinticinco. "La UE puede tomar acciones unilaterales para desbloquear las mercancías, pero la prioridad de Mandelson es hacerlo en cooperación con China", explicaron.

Sea cual sea la propuesta de la Comisión, lo que sí está claro es que se mantendran globalmente las cuotas pactadas entre Bruselas y Beijing en junio para los años 2005, 2006 y 2007, con ajustes entre categorías o entre años para acomodar al excedente de jerseys, pantalones, camisetas, blusas, sujetadores e hilo de lino, las 6 categorías (del total de 10 que se acordaron) cuyo límite ha sido ya sobrepasado.