Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla señala que el futuro presidente de las Cámaras no lo nombrará el Gobierno

Norniella formalizará su abandono del cargo el próximo 25 de enero

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, ha afirmado que al presidente de las Cámaras de Comercio no lo nombra el Gobierno, sino las propias Cámaras, en referencia a la sustitución de José Manuel Fernández Norniella como presidente de esta institución.

Norniella formalizará su abandono del cargo el próximo 25 de enero ante el Comité Ejecutivo de las Cámaras, y una vez realizada esta renuncia, la secretaría de Estado de Turismo y Comercio tendrá un plazo de quince días para convocar un pleno extraordinario en el que se deberá elegir al nuevo presidente.

Durante su asistencia al Foro Nueva Economía, Montilla también aseguró que el Ministerio de Industria será el encargado de regular ese proceso de elección. Si la persona elegida para ocupar la presidencia ya es miembro del Pleno se votará su candidatura, pero si no lo fuera, el elegido debe ser designado vocal del Pleno y después votar su designación como presidente. La candidatura ha de estar avalada como mínimo por el 10% de los miembros del Pleno para poder ser votada.

El nuevo residente asumirá el cargo hasta 2006, año en el que se celebrarán las elecciones en las 85 Cámaras de Comercio y en el que se procederá a la votación del futuro dirigente para los próximos cuatro años.

Está previsto que esta tarde Montilla se reúna en el Ministerio de Industria con los vicepresidentes de las Cámaras para analizar la situación actual de este organismo.

Impuestos en el sector automovilístico

Montilla ha asegurado en el Foro de la Nueva Economía que el Gobierno no descarta que se puedan incluir reformas en los impuestos que soporta el sector del automóvil en el marco de la reforma fiscal que acometerá el Gobierno. El ministro ha reconocido que en determinados ámbitos que afectan a la industria del automóvil, como la competencia exterior, el margen de maniobra del Ejecutivo para apoyar al sector "es más bien escaso". "En el marco de la reforma fiscal con mayúsculas, que es uno de los compromisos de este Gobierno, no sólo se contemplarán los grandes impuestos, sino que también es susceptible de analizar la fiscalidad específica que afecta a algunos sectores, como el del automóvil", subrayó. La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) ha criticado reiteradamente la fiscalidad que soporta la automoción en España, superior a la de otros países productores europeos, y ha pedido la eliminación del Impuesto de Matriculación. En este sentido, el titular de Industria recordó que el Impuesto de Matriculación está transferido a las Comunidades Autónomas, lo que dificulta que se pueda cumplir con las peticiones del sector.

Más información