Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid olímpico subirá los precios

La elección de Madrid como sede de los Juegos provocaría una importante revalorización de las viviendas cercanas

Empieza la cuenta atrás. Quedan menos de dos meses para que el Comité Olímpico Internacional (COI) visite las ciudades candidatas a organizar los Juegos Olímpicos de 2012 y elija su preferida, algo que se conocerá en julio. Es la prueba de fuego para Madrid que, sin embargo, parte de una situación ventajosa respecto a sus competidores (obtuvo la segunda puntuación por detrás de París y en algunos capítulos como instalaciones deportivas o villa olímpica se hizo con la nota más alta). Y es que esta ciudad se presenta con buena parte de las instalaciones terminadas —más del 70% están acabadas o en ejecución—, y para 2006 estarán listas el 90%, según el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón.

Para ello, Madrid cuenta con 2.700 millones de euros, de los que 1.200 son para obras de infraestructuras. Acambio, prevé ingresar 8.000 millones de euros. Los más beneficiados son los barrios y distritos próximos a las zonas deportivas, sobre todo San Blas, pero también Usera o Coslada. Y no sólo por el legado deportivo.

Los expertos creen que a partir de julio, si Madrid es elegida, se va a producir una revalorización de las viviendas nuevas y usadas, sobre todo "porque se genera riqueza y se mejoran las infraestructuras", señala Pablo Díaz-Romeral, director técnico de Tasamadrid. Es lo que ocurrió con la CopaAmérica de Valencia, donde una vez que la decisión se hizo oficial se produjeron subidas de precios significativas.

Así, "el distrito de San Blas, y en particular el barrio de Canillejas —donde la vivienda nueva cuesta 2.800 euros por metro cuadrado, con un incremento del 16% durante el año 2003—, podría alcanzar valores próximos a los de otros distritos más céntricos como Chamartín (3.500- 4.000 euros por metro cuadrado)", según Díaz-Romeral. Lo mismo podría suceder con el distrito de Usera y en concreto el barrio de San Fermín, donde además de la olímpica Caja Mágica, está en marcha el Parque Lineal del Manzanares. Aquí el metro cuadrado está en 2.300 euros y podría llegar a los 3.300 o 3.700 euros del distrito de Hortaleza. "En el caso de los nuevos desarrollos de El Espinillo y Los Rosales (Villaverde), el posible desmantelamiento o enterramiento de la vecina depuradora de La China —como pasó con la depuradora del Besós en Barcelona con ocasión del Fórum—, incidirá en los precios de las viviendas de las nuevas promociones de la zona y en la calidad e imagen de todo el distrito", señala José Luis Rodríguez, delegado de la zona centro de Foro- Tecnigrama. Más de lo mismo fuera de la capital.

En Coslada —pegada a La Peineta y que acogerá un centro de voleibol—, "esperamos que los precios suban un 10% por el efecto del Madrid 2012", señala Martín Cano, gerente de Look & Find de Coslada, que asegura que ya han subido en torno al 15% por las obras en viales y en metro. En cualquier caso, la mayoría de los expertos cree que, hoy por hoy, la candidatura olímpica de Madrid no ha tenido efectos sobre el valor de las casas. "Quitando algún que otro particular que piensa que su piso vale más por estar cerca de La Peineta", señala Fernando Rodríguez, gerente de Look & Find Canillejas.

Nueva imagen

Madrid cambiará parte de su imagen actual, puesto que muchos de los proyectos se van a construir con independencia de que consiga ser sede de los Juegos o no. "Sólo el velódromo, el pabellón olímpico, la instalación proyectada en el Parque de la Gavia (Vallecas) y el centro de tiro de Paracuellos están condicionadas", señala Feliciano Mayoral, presidente de Madrid

2012. Tal es así que "en dos o tres meses empiezan las obras de urbanización del Anillo Olímpico, una actuación de 134 millones de euros que busca facilitar el acceso a esta gran infraestructura deporv Municipal del Suelo, ahora integrada en la Empresa Municipal de la Vivienda. Este anillo de 240.000 metros cuadrados contempla cinco glorietas, un pasillo ciclista y espacios verdes. Las obras estarán acabadas en 2009 y, una vez finalicen los Juegos, la zona se convertirá en un parque deportivo público. Una pieza clave de esta transformación es la Villa Olímpica, 85 hectáreas sobre las que se edificarán 424.300 metros cuadrados de techo para cubrir las necesidades de alojamiento, servicios y equipamiento deportivo y logístico.

Nueva Centralidad del Este

El Ayuntamiento de Madrid se hará con esta reserva de suelo de la Nueva Centralidad del Este vía compensación o expropiación (en 2003 firmó unconvenio urbanístico con la Comunidad de Madrid y con los propietarios). El calendario marca que en "el primer trimestre de 2005 se acometerá la modificación del Plan General, los planes de sectorizacion y el Plan Parcial", señala Juan Manuel Fernández Alonso, arquitecto de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras

del Ayuntamiento de Madrid y uno de los diseñadores de la villa. La villa ya tiene cara, aunqueno está totalmente cerrada y su construcción depende de la decisión del COI. El diseño municipal ha calculado al detalle el uso posterior que tendrá cada inmueble (sólo 21.000 metros cuadrados son edificios temporales).

No hay que olvidar que la villa forma parte de la Nueva Centralidad del Este, uno de los grandes desarrollos urbanísticos de la ciudad de Madrid (570 hectáreas). Este nuevo barrio acogerá casi 17.000 atletas y costará 360 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento se hará cargo de 337 millones y el Comité Organizador de 22 millones. Tanto la planificación como la construcción de la villa son responsabilidad del Ayuntamiento de Madrid, aunque habrá participación de la iniciativa privada en algunos de los suelos libres que el gobierno municipal sacará a concurso.

Así, la zona residencial de la Villa, trazada en torno a un parque de 15 hectáreas, contará con 2.346 viviendas, que se levantarán sobre 220.000 metros cuadrados. Después de los Juegos, el 50% de estas casas se convertirán en protegidas y el resto se venderán como libres, señala Fernández Alonso. También se van a construir hoteles (1.280 camas), sobre una superficie de 20.525 metros cuadrado. Estarán situados al fondo de la Villa y alternarán con edificios de oficinas que para la competición olímpica se adaptarán temporalmente a vivienda (2.500 camas sobre 40.000 metros cuadrados). Se baraja la posibilidad de que parte de estas oficinas se conviertan en residencias geriátricas. En estos inmuebles no sólo se alojarán los atletas. En las plantas bajas de los edificios de viviendas —con una altura de cinco plantas— irán los espacios para resolver las necesidades administrativas y médicas de cada delegación, mientras que en los hoteles estos servicios se ubicarán en sus áreas comunes (salones, comedores…). Después, pasarán a ser locales comerciales, en el caso de las viviendas, e instalaciones comunes, en el caso de hoteles y oficinas. Los talleres y almacenes de las delegaciones se ubican en los sótanos, o lo que es lo mismo, en los aparcamientos de los futuros compradores de estas casas.

Luego están los edificios de equipamiento común, como una policlínica que después será el centro de salud del nuevo barrio. Otras instalaciones pasarán a ser un centro cívico, un centro comercial y de ocio y un polideportivo.

Publicado en el Suplemento 'Propiedades'