Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los analistas creen que los precios cerrarán el año creciendo en torno al 3,5%

Echan ya cuentas sobre el dato de la inflación de los últimos doce meses, y coinciden con las malas previsiones del Gobierno

El jueves el INE dará a conocer la cifra adelantada del IPC de diciembre, pero los analistas manejan ya sus propios datos, que parecen coincidir con las últimas previsiones del Gobierno. Después de revisarlas varias veces a causa del fuerte alza del crudo en el contexto internacional, las estimaciones sitúan en el 3,5% el alza de los precios en los últimos doce meses.

El dato de diciembre es especialmente relevante para aquellos trabajadores y empresas que fijan sus salarios conforme al último dato anual de la inflación, pero será en todo caso inferior al 2,9% que han subido de media los salarios de los convenios colectivos firmados hasta agosto, según las cifras que manejan los sindicatos.

Aunque los datos completos no se conocerán hasta mediados de enero, los analistas tienen en cuenta para hacer sus previsiones el contexto internacional de escalada de precios del barril de petróleo, así como las fiestas navideñas, que sitúan la demanda de alimentos en máximos y hacen crecer por tanto los precios.

Caja Madrid rebaja el crecimiento

Siguiendo con las previsisones, el Servicio de Estudios de Caja Madrid prevé que la economía española crezca un 2,5% en 2005, cuatro décimas menos que la previsión oficial del Gobierno contemplada en la actualización del Programa de Estabilidad 2004-2008.

Según la entidad financiera, que coincide con el Ejecutivo en que el PIB crecerá un 2,6% en el presente ejercicio, desde el pasado verano se han ido recortando las previsiones de crecimiento como respuesta a unas peores perspectivas del sector exterior. A este respecto, apunta que para 2005 se prevé una moderación de la demanda interna, con un mayor impulso de la inversión en equipo y una menor aportación del consumo y la construcción. Igualmente, considera que el mercado laboral se mantendrá estable, lo que se configura como "soporte" para el crecimiento económico.