Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia y Spanair rechazan subir sus tarifas por el alza del crudo

Air Europa ha decidido esta semana aplicar recargos adicionales para compensar el precio del carburante

Iberia y Spanair no tienen previsto seguir los pasos de su competidora Air Europa en política de precios, ya que ambas compañías rechazan por el momento subir sus tarifas para paliar los efectos del alza del petróleo como los anunciados esta semana por la aerolínea del Grupo Globalia.

Iberia "no ha establecido sobretasas en sus billetes por el precio del petróleo y no tiene previsto hacerlo", indicaron fuentes de la compañía presidida por Fernando Conte. Iberia cuenta actualmente con una oferta integrada por más de 10.000 tarifas en cuyo establecimiento, insiste la aerolínea, juega un papel importante la coyuntura energética, pero también factores como el nivel de competencia de las rutas, la ocupación o la temporada a la que correspondan los vuelos. "Iberia modifica constantemente sus tarifas al alza y a la baja, pero no aplica tasas por el precio del crudo", sentenciaron las citadas fuentes.

Por su parte, Spanair asegura no haber adoptado una decisión definitiva en torno a la posibilidad de introducir recargos adicionales en el precio de sus billetes. La compañía presidida por Gonzalo Pascual "está a la espera de que se produzca una estabilización en los precios del petróleo para tomar una decisión", ha informado un portavoz de la aerolínea, por lo que "de momento" las tarifas se mantendrán en sus actuales niveles.

Air Europa ha anunciado que esta misma semana ha empezado ya a aplicar gradualmente recargos adicionales que oscilan entre los 2 y los 4 euros en el precio de sus billetes en respuesta al incremento de los costes derivado de la evolución alcista del petróleo. La aerolínea del Grupo Globalia adoptó la decisión de incluir una sobretasa en sus tarifas "a mediados de la pasada semana", y todos los billetes emitidos desde entonces cuentan con el recargo entre los 2 y 4 euros en función del destino y el horario de los vuelos a los que corresponden.

Tanto Air Europa como Spanair ya anunciaron el pasado mes de mayo incrementos de sus tarifas de entre el 3 y el 6% con el objetivo de equilibrar el incremento de los costes de combustible. Iberia, por su parte, también aumentó entonces los precios de sus billetes entre un 2 y un 3%, aunque trató de desvincular tal circunstancia de los costes de combustible y la achacó a la "evolución de la estrategia comercial de la empresa".

A lo largo de las dos últimas semanas, compañías aéreas como Air France, KLM, British Airways, Lufthansa, Scandinavian Airlines System (SAS), Swiss, Qantas, TAP Air Portugal y Virgin Atlantic han anunciado de revisar al alza sus tarifas en respuesta a al alto precio del crudo (actualmente el barril Brent, el de referencia en Europa, se encuentra en el entorno de los 44 dólares).