Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico recortará 104.000 empleos públicos para financiar la sanidad y la educación

Los sindicatos, sorprendidos por el anuncio de Gordon Brown, amenazan con convocar huelgas

El ministro británico de Economía, Gordon Brown, ha anunciado los planes presupuestarios para los próximos tres años, que incluyen el polémico recorte de 104.000 puestos de trabajo en el sector público para financiar la sanidad y la educación. La medida, de mayor alcance de lo esperado, ha sido criticada por los sindicatos, que amenazan con la convocatoria de huelgas.

En una comparecencia ante la Cámara de los Comunes, Brown ha detallado su previsión del gasto para el periodo entre 2005 y 2008, que comprende un aumento de la inversión en defensa, sanidad y educación, así como en vivienda y ayuda internacional, todo ello en detrimento de más de 100.000 empleos. En total, se recortarán 84.150 empleos en el Gobierno y otros 20.000 en las administraciones locales y autonómicas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

El ministro, que sorprendió a los parlamentarios por la magnitud de la medida, más drástica de lo que se preveía, justificó esta pérdida de puestos de trabajo por la necesidad de ahorrar unos 32.250 millones de euros al año para invertir en servicios públicos básicos, como la seguridad social y el sistema educativo. También anunció que el Gobierno podría vender, a esos efectos, activos hasta 2010 valorados en 30.000 millones de libras.

"Ahorros falsos"

El responsable de Economia del Partido Conservador, Oliver Letwin, ha declarado que los planes de Brown son "un manifiesto para ahorros falsos", que lo único que conllevará sera más burocracia, más reglas y más impuestos.

La letra pequeña de los presupuestos presentados hoy por Brown reflejan un aumento en la inversión para la investigación científica de un 5,8%, mientras que el gasto en cultura lo hará un 2,3%. Cien millones de libras serán destinados a centros infantiles y 30 millones a un fondo para las víctimas de los crímenes.

También crecerá el gasto en defensa, un 1,4%, y el de ayuda exterior en un 9,2%. El gasto en seguridad aumentará un 10%, mientras que el Ministerio del Interior recibirá un 2,7% adicional para combatir las actitudes antisociales y violentas. Otros apartados que verán aumentado el dinero disponible serán el sector de transportes (4,5% más) y los servicios sociales, que obtendrán un 2,7% adicional destinado principalmente para ayudar a la tercera edad.

La atención estaba hoy puesta en la Cámara de los Comunes donde todo apuntaba a que Gordon Brown, a quien muchos ven como el sucesor de Tony Blair en caso de que el primer ministro decidiera retirarse o su partido se lo pidiera, anunciaría el recorte de gastos más riguroso desde la llegada del laborismo al poder en el Reino Unido en 1997. El diario The Daily Telegraph afirmaba hoy que el titular de Economía podía dar a conocer la supresión de unos 40.000 puestos. Finalmente, la cifra de afectados es dos veces y medio superior. Este plan de gasto marcará el debate político hasta las elecciones generales.