Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

La Comisión Europea endurece los cargos contra Microsoft por prácticas monopolísticas

La UE considera que la empresa estadounidense pone trabas a la compatibilidad de los sistemas operativos de servidor de otras empresas con Windows

En el pliego de cargos complementario, que ya ha sido presentado oficialmente a la compañía, Bruselas considera que Microsoft "discrimina" o, directamente, no revela la información necesaria para que los servidores de red de gama baja puedan trabajar con ordenadores equipados con Windows, a través de programas "alternativos" a los que suministra Microsoft.

Los servidores de gama baja son aquellos de precio reducido que generalmente se utilizan como fichero, servidores de impresora o servidores para páginas en Internet. Microsoft, que en palabras de la Comisión, domina "de forma aplastante" el mercado de sistemas operativos para ordenadores personales, tiene también una cuota de mercado "muy importante" en el sector de los sistemas operativos para servidores de gama baja.

Para el Ejecutivo comunitario, los programas "alternativos" no pueden competir "con sus méritos técnicos" en este último mercado, si la compañía que preside Bill Gates no suministra a los vendedores de programas informáticos de sus rivales la información clave para que éstos puedan interoperar con ordenadores que trabajan con Windows.

Bruselas acusa a Microsoft de esconder esta información combinando el "rechazo" a revelarla con "una política de información discriminatoria y selectiva sobre la base de un modelo "amigo-enemigo"".

Además, la Comisión estima en su pliego complementario que Microsoft "refuerza su estrategia de ampliar su posición dominante", mediante una "política abusiva" en la concesión de licencias de Windows 2000, de tal forma que si el usuario de este sistema operativo decide utilizar servidores ajenos a Microsoft "se ve obligado a pagar el doble".

"El efecto de esta política es conducir artificialmente a los clientes hacia los productos Microsoft para servidores, reduciendo la posibilidad de elección en detrimento del cliente final", asegura el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Para el comisario europeo de Competencia, Mario Monti "las redes de servidor constituyen el corazón del futuro de Internet y no deben regatearse esfuerzos para evitar que sean monopolizadas a través de prácticas ilegales".

Media Player

Asimismo, la CE acusa de actuar "ilegalmente" al incorporar su nuevo producto Media Player a su sistema operativo Windows. Media Player es uno de los productos del mercado informático que permiten ver y oír ficheros audio o video en un tiempo breve de descarga.

Bruselas considera que al integrar Media Player en el "omnipresente Windows", Microsoft priva a los fabricantes de PC y a sus usuarios finales "de cualquier opción real" de elegir un programa de descarga alternativo.

"Especialmente porque todavía no hay medios técnicos que puedan retirar o desinstalar Media Player", puntualiza la Comisión.

"Estos productos no sólo van a revolucionar la forma de oír música o ver vídeos sino que también van a desempeñar un papel importante a la hora de conseguir que los contenidos de Internet y el mercado electrónico sean más atractivos. La Comisión está decidida a garantizar que Internet siga siendo un medio en el que exista la competencia en beneficio de la innovación y de los consumidores ", ha aseverado Monti.

Respuesta de Microsoft

El pliego de cargos es un paso formal en los procedimientos antimonopolio que lleva a cabo la CE, aunque no presupone el resultado final de estos procesos. Microsoft tiene un plazo de dos meses para responder al pliego presentado hoy, que complementa al puesto en marcha el 3 de agosto del 2000.

En aquella ocasión, previa denuncia de Sun MicroSystem, la Comisión acusó a Microsoft de denegar o discriminar la información que permite la interoperabilidad de productos de servidor "rivales" con versiones más antiguas de los sistemas operativos Windows.

Según explicó la portavoz de Monti, Microsoft puede solicitar audiencia a la Comisión para exponer sus argumentos de defensa. En ese caso, la audiencia englobaría tanto los cargos presentados el año pasado como los recientes. Bruselas investiga las posibles prácticas monopolísticas de Microsoft desde febrero del 2000. Microsoft es objeto de un proceso similar a cargo de las autoridades estadounidenses de Competencia.