Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TELEVISIÓN

Este sí que es el partido del siglo

Indianápolis se prepara para la Super Bowl, un acontecimiento televisivo cuya dimensión, 115 millones de espectadores, supera ya al fenómeno deportivo

Estados Unidos se prepara para un fin de semana de exceso televisivo, organizado en torno a un evento que reina sobre todos los demás, por sus exorbitantes cifras de audiencia. Se trata de la Super Bowl, el partido final de la Liga Nacional de Fútbol, que fue el programa más visto en la televisión estadounidense el año pasado, con 111 millones de espectadores. Todos los hábitos dominicales se paralizarán este domingo. Un tercio de los estadounidenses verá el partido entre los New York Giants y los New England Patriots. Madonna cantará en el intermedio. Las empresas emitirán sus anuncios más caros y largos. A medida que pasan los años, la Super Bowl tiene que ver más con televisión que con deporte.

La NBC recaudará 250 millones de dólares, según 'Bloomberg'

Los espectadores esperan con expectación a ver los anuncios

Diversas agencias predicen que la Super Bowl de este año se convertirá en el programa más visto de la historia de la televisión norteamericana, con 115 millones de espectadores, según un análisis de Bloomberg. La cadena que lo emitirá este año es NBC, propiedad de Comcast, que además prevé un año sólido en cuestión de audiencias, ya que ha mantiene los derechos para emitir los Juegos Olímpicos de verano, que este año se celebran en Londres. NBC va a emplear la artillería pesada en la Super Bowl para promocionar sus propios programas, como la nueva serie musical de ficción Smash, protagonizada por Debra Messing y Anjelica Huston. En total, la cadena emitirá 20 minutos de anuncios propios.

Aunque lleva toda la semana con programas relacionados con la Super Bowl, NBC comenzará las emisiones oficiales a mediodía del domingo, hora de la costa atlántica de EE UU (seis de la tarde en la España peninsular, donde emitirá el partido Canal +). El saque inicial del encuentro se espera para las seis y media. Además, desde hoy otros programas de la cadena, como el matutino Today, ya emitirán segmentos desde Indianápolis, donde se desarrollará el partido. NBC ha programado el estreno de la segunda temporada del reality The Voice para las diez de la noche del mismo domingo, esperando que recoja algo de audiencia del gran partido. La empresa matriz, NBCUniversal, ha repartido programación relativa al partido por todos sus canales, incluidos el económico CNBC, Bravo y Telemundo.

Madonna actuará a mitad del partido. La cantante, avezada mujer de negocios, se ha asegurado uno de los espacios más preciados de la televisión, justo en un momento en que promociona nuevo disco, MDNA. Esos minutos son oro catódico. La emisión de anuncio publicitario se cobra por entre 3 y 3,5 millones de euros. En total, NBC recaudará unos 190 millones de euros, según Bloomberg. Son ingresos que le vendrán muy bien a esa cadena, la última en audiencia de las cuatro generalistas de EE UU, según las mediciones de Nielsen.

Hace un año, la empresa General Electric vendió NBC a la operadora de cable Comcast. Algunas de sus nuevas apuestas de ficción, como The Playboy Club, han supuesto un desastre de audiencia y han acabado canceladas prematuramente. El único éxito contundente de NBC es la liga de fútbol americano de los domingos.

Muchos espectadores esperan también a ver los anuncios, que llevan semanas levantando expectación. Habrá un espacio publicitario sobre un nuevo Audi con faros LED tan brillantes que matarán vampiros. Volkswagen emitirá un anuncio con una camada de perros ladrando la Marcha Imperial de La guerra de las galaxias. Y Pepsi ha grabado un vídeo, con Elton John vestido como un monarca de fantasía, que en lugar de los habituales 30 segundos durará todo un minuto, un verdadero lujo en estos tiempos de crisis económica.

Un evento de 111.000 millones de euros

- 115 millones de espectadores verán el partido.

- El evento (televisión incluida) cuesta 111.000 millones de euros.

- 8.300 millones de gasto en bebida y comida.

- 5,1 millones de personas comprarán un televisor.

- 19 horas seguidas de cobertura ininterrumpida.

- 2.000 credenciales de prensa concedidas para el evento

- Precio de los anuncios: entre 3,5 y 4 millones de dólares.

- 48 minutos de espacios publicitarios hubo el año pasado durante la emisión del partido.

- Madonna tiene 15 minutos para hacer el escenario en el que cantará tres temas. Ocho para montarlo, siete para desmontarlo.

- 3.000 dólares cuestan las entradas de media en reventa.

- 420 millones de litros de cerveza y 45,3 millones de kilos de alitas de pollo se consumirán en todo EE UU.

- 4,4 millones de pizzas venderán las cadenas Pizza Hut, Papa John's y Domino's.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 2012

Más información