Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Paco España, pionero del transformismo

Hace siete días falleció en Las Palmas, a los 67 años, Francisco Morera García, uno de los primeros transformistas españoles contemporáneos. Conocido artísticamente como Paco España, le llamaban la otra Lola Flores, a quien imitaba de forma magistral. Nacido en La Isleta (Gran Canaria), comenzó su carrera en Barcelona a los 16 años. Estaba casado y tenía dos hijos y varios amantes, pero a él lo que le iba de verdad era cantar, menear con gracia el abanico y pasear por los escenarios la bata de cola. Una vez declaró: "Tuve que disfrazarme de camarero para ocultar que era mariquita". Aunque ganó mucho dinero, murió en la miseria.

Sabía reírse de sí mismo y del mundo de forma ejemplar. Ella era Paquita la Tomate: "Me conocen bien de atrás, dijo un niño de Barbate", cantaba. Pero además de esa canción hubo otras que nos pusieron nerviosos a todos y alborotaban tiempos esquivos: Bendita mi tierra guanche, Josefina la criada, Torbellino de colores (evidentemente dedicada a Lola Flores), Mi vida privada... Paco España fue uno de los artistas más asilvestrados de las noches canallas del Madrid preconstitucional. Revolucionó el cabaré e intervino en algunas películas, como Un hombre llamado Flor de Otoño, de Pedro Olea, o Gay Club, de Ramón Fernández.

Le acusaban de haberse refugiado en el alcohol. Él contestaba: "Dicen que estoy alcoholizado, pero no es cierto. Amargado, sí. Y bebo algo para olvidar. ¿Quién no lo haría en mi lugar? Mi ilusión es que alguien me dé un techo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 2012