Los docentes rechazan los recortes para "pagar el despilfarro" del Consell

Una pancarta de padres de la escuela infantil Beteró de Valencia describe el grado de malestar por los recortes de los servicios educativos y los impagos de la Generalitat, no solo al sistema educativo público, sino también a las empresas de la privada. "¿Dónde está el dinero? ¿Quién lo ha robado? Yo no soy cómplice. Yo no he votado al PP". Esta pequeña guardería, abierta desde hace 17 años, podría cerrar el próximo curso si la Generalitat sigue retrasando el pago del cheque escolar.

Los institutos públicos denunciaron que no pueden hacer frente "a la deuda de 53.000 euros", confirmó otro de los profesores y directores que acudieron a la convocatoria en Valencia de los cinco sindicatos de la enseñanza pública STEPV, CC OO, Fete-UGT, Anpe y CSIF y de la Plataforma per l'Ensenyament Públic.

"Sin calefacción se nos congelas las ideas" era otro de los lemas que portaban unas alumnas de Villena. "Dinero para educar y no para caviar" y, sobre todo, otro de los más repetidos: "No a los recortes de las nóminas para pagar el despilfarro de la Generalitat". Muy críticos en Alicante, los manifestantes se quejaron de la corrupción del caso Brugal, mientras se recorta en educación. "Es una vergüenza: recortan en educación y siguen robando", se quejaron.

Los convocantes de la manifestación en Alicante vieron desbordadas todas sus previsiones, ya que esperaban reunir a unas 8.000 personas. Sin embargo, los problemas que debido a los recortes se han vivido esta semana (con cortes de luz en algunos institutos, falta de calefacción o papel higiénico) han encendido los ánimos de la comunidad educativa. Cuando la cabeza de la protesta llegó al Palacio de las Brujas, en Doctor Gadea, sede del Consell en Alicante, todavía quedaban cientos de personas esperando en las escaleras del Jorge Juan para salir y sumarse a la marcha.

Ahora viene una semana de "duelo". El lunes 700.000 alumnos de la pública y sus docentes están llamados a vestir camisetas negras. El martes habrá encierros y el jueves, nueva manifestación, pero de todos los funcionarios del Consell. Bandas de música de conservatorios y escuelas anticiparon anoche con su marcha fúnebre un Réquiem por la muerte de la enseñanza pública y la oleada de privatización educativa anunciada ya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 22 de enero de 2012.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50