Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un sicario por la muerte de una mujer en Cádiz

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el miércoles en Gavà (Barcelona) a Julio Balader por matar, presuntamente, por encargo a una mujer de 50 años en Cádiz. Le acusan de haber viajado a El Puerto de Santa María y disparar a la única persona que estaba en libertad con cargos después de un tiroteo entre clanes rivales en Mérida (Badajoz) que acabó con dos fallecidos. Él lo niega.

Balader, de 61 años, ha estado vinculado al mundo del crimen desde los ochenta. En 1986 su nombre llenó las hemerotecas, en relación con el asesinato del mafioso Raymond Vacarizzi, internado en la cárcel Modelo de Barcelona. Alguien efectuó dos disparos desde la calle que alcanzaron a Vacarizzi cuando este se acercó a los barrotes de su ventana, en la tercera galería. La Audiencia de Barcelona condenó a Balader y a dos franceses por el crimen, pero el Supremo le absolvió porque no se cumplieron las garantías que exige la ley en el juicio, según la sentencia. Balader también fue acusado y absuelto del asesinato del mafioso Georges Manoukian en Francia. El hombre estuvo vinculado al clan Nivois, de Lyon.

Casi 30 años después, Balader ha sido detenido por vengar, presuntamente, el asesinato a tiros de una mujer de 71 años y su hijo de 38 en una pelea entre dos clanes gitanos ocurrida en Mérida en agosto. La policía ha dado con él en un ático de Gavà, donde vivía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de enero de 2012