Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | La resaca del clásico

"Ha sido un acto involuntario"

Pepe dice, en un mensaje grabado en la web del Madrid, que jamás se le pasa por la cabeza hacer daño a un compañero y que si Messi se siente ofendido le pide disculpas

Pepe habló ayer en el día de descanso. Lo hizo a través de un mensaje de 30 segundos grabado en la web del club. Una frase sin más en la que dijo que el pisotón que le propinó a Messi -le pisó una mano cuando este estaba en el suelo y el juego parado- fue involuntario.

"Con respecto a la jugada con Leo Messi quiero decir desde ya que ha sido un acto involuntario. Pero aun así, si Messi se siente ofendido le pido disculpas desde aquí porque lo que pretendo es defender a mi equipo y a mi institución. Me entrego en cuerpo y alma, jamás se me pasa por la cabeza hacer daño a un compañero de profesión". Eso dijo Pepe.

Las imágenes de Canal Plus, sin embargo, son bastante claras y no dejan lugar a dudas. Pepe no pisa a Messi con aire distraído. Pepe mira al suelo, ve donde Messi tiene la mano y se la pisa. Como en su día ya pisó a Casquero. En aquella ocasión, directamente, le pateó una y otra vez. El jugador del Getafe también estaba en el suelo, tras haber recibido un empujón del propio Pepe dentro del área. El defensa se fue luego a por Albín y le dio un puñetazo en la cara. Antes de que se lo llevaran fuera del campo tuvo tiempo de gritarle a los árbitros: "Sois unos hijos de puta".

"Si es intencional, sí es sancionable", dijo Mourinho después del encuentro

El central ya fue sancionado con ocho partidos en 2009 tras agredir a Casquero

Era el 21 de abril de 2009. No hubo comunicado oficial ni nada por el estilo porque Pepe esa misma noche salió en zona mixta para pedir perdón. Luego se cerró en su casa durante dos días. Meses antes había comunicado al club, según confirmaron fuentes oficiales a este periódico, su decisión de seguir una terapia privada individual para controlar y reprimir los impulsos.

"No soy así, de verdad", se justificó Pepe en zona mixta ese 21 de abril. "No soy ese tipo de jugador. Pido perdón por lo que he hecho. Nunca me pasó algo así en la vida. Estoy decepcionado con la actitud que he tomado, con lo que hice y lo que dije. Pero soy un ser humano. No sé qué me ha pasado, he tomado una actitud que no tiene explicación", dijo.

Fue sancionado con diez partidos y finalmente se los rebajaron a ocho. No volvió a jugar hasta el otoño siguiente. Juande Ramos era el entrenador del Madrid en abril de 2009. Defendió a Pepe esa noche en sala de prensa, igual que hizo Mourinho el miércoles. "No creo que las patadas las tirase para hacer daño. Las tiró al aire, no a Casquero. Es que si le quiere dar, le da... Vamos, sin duda", fueron las palabras de Juande. Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Madrid, dijo el miércoles que había sido cosa "de la tensión y de los nervios del campo".

Pepe, que cumplirá 29 años en febrero, llegó al Madrid en 2007 por 30 millones de euros. El club le renovó el contrato el año pasado. El miércoles Pepe no paró en zona mixta. Sí lo hizo Carvalho. Y le defendió: "Pepe es duro, pero limpio y leal". Pepe es un chico muy querido en el vestuario, pero su actitud tan agresiva ya no tiene justificación. Además del pisotón a Messi, durante el clásico le propinó una patada a Busquets y simuló una agresión. En un choque con Cesc se tiró al suelo durante un minuto y resulta que este ni le había tocado. "Pepe ha hecho un gran trabajo", le defendió José Mourinho en sala de prensa. "Yo no he visto nada", contestó cuando le preguntaron por ese pisotón tan poco deportivo a Messi. "No he visto esas imágenes", repitió Hasta que le insistieron de nuevo. "En en el caso de que hubiese habido agresión, ¿sería censurable?". "Si es intencional sí es sancionable", contestó el técnico.

Pepe, por lo pronto, ya afirma que no fue intencional. En el club nadie hizo ayer ninguna declaración oficial. El Madrid vuelve a entrenarse hoy y Mourinho no volverá a aparecer ante los medios hasta mañana, víspera del duelo contra el Athletic (domingo a las 21.30). Por aquel entonces se supone que ya habrá visto las imágenes del pisotón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de enero de 2012