Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reixa prepara un espectáculo musical con la banda sonora de la movida

Quico Cadaval dirigirá 'Galicia caníbal' sobre un libreto de Antela Cid y Fran Peleteiro

Galicia caníbal podría haber sido el segundo LP de Os Resentidos, pero al final el disco se llamó Fai un sol de carallo (1986) y el sintagma, genial, se quedó en título de canción. Fue la más popular del álbum, eso sí, con permiso de Sector naval, y los vigueses nunca sabrán qué habría sido peor. Pronto será también un musical. Un musical para el teatro. La idea vuelve a ser de Antón Reixa, pero el libreto lo han escrito Antela Cid y Fran Peleteiro, de la dirección escénica se encargará Quico Cadaval y la música, una selección de grandes éxitos de la movida viguesa y alguna novedad, quedará en manos de Pablo Novoa, otro de los protagonista de aquella época presuntamente gloriosa como parte de Golpes Bajos. Curru Garabal será la directora artística.

Habrá canciones de Siniestro, Resentidos, Golpes Bajos, Semen Up, Aerolíneas ...

"Parte de una ambición cultural y de una realidad cultural", dice Reixa

En cuanto cierre la financiación -más de 500.000 euros en los que participará, dice, "un importante empresario gallego con intereses fuera de Galicia"-, Antón Reixa pondrá en marcha la producción. Hay 10 personajes buscando voz y rostro en dos idiomas distintos. Las canciones se quedarán como estaban en los años ochenta, la inmensa mayoría en castellano, pero los diálogos tendrán una versión en gallego y otra para el resto de España. "Parte de una ambición cultural pero también de una oportunidad de mercado. El pop rock gallego de los ochenta estaba muy bien valorado en España", argumenta el también candidato a la presidencia de la Sociedad General de Autores (SGAE).

En el principio fue la música. Reixa hizo su setlist y se lo pasó a los guionistas para que lo vistiesen con un enredo. Los hits, vaya. De Siniestro Total, Bailaré sobre tu tumba, ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos?, Assumpta y Ayatollah!. De Os Resentidos, Sitio distinto, Sector naval y la inexcusable Galicia caníbal. De Aerolíneas Federales, No me beses en los labios y Soy una punk. De Semen Up, Lo estás haciendo muy bien. De Golpes Bajos, Malos tiempos para la lírica y Fiesta de los maniquíes. Y así con otras bandas de la época, cada una de su palo, como Radio Océano, Los Cafres, Bar, Moncho e mailos Sapoconchos o Los Limones.

"A partir de esa selección musical, que todavía se está concretando", explica Antela Cid, "hicimos entrevistas y nos documentamos sobre todo lo que ocurrió en esa época. Los testimonios de los protagonistas de la movida -artistas plásticos, músicos y gente de la noche viguesa- nos ayudaron a empezar a escribir la historia". Al cabo de un rato, aclara en un correo electrónico: "No es una retrospectiva nostálgica de aquel momento; presentamos la realidad actual de una ciudad costera y proletaria". En efecto, los ochenta son ahora. Vigo acaricia los niveles de paro de aquella década.

La protagonista de Galicia caníbal, el musical, no vivió el fenómeno del que se ocupa Emilio Alonso en el reciente Vigo a oitenta revolucións por minuto (Xerais). "Es una adolescente que no le encuentra sentido a la vida y está al borde del suicidio", tercia la coautora del libreto. "A través de un suceso extraordinario, fascinada por el torbellino de creación y rebeldía de los ochenta, conseguirá ver la vida de otra manera". La revisión promete polémica, o al menos su sucedáneo posmoderno: un chaparrón de comentarios anónimos en la Red como el que persigue al promotor de la obra desde que formalizó su candidatura a la presidencia de la SGAE, que se vota este mes.

Los 10 personajes del espectáculo encarnan tres generaciones distintas. La adolescente, a los que nacieron en la década de los noventa y tienen, en el mejor de los casos, una idea vaga de lo que sucedió en la década anterior. Los jóvenes de 30 años que la acompañan en la trama, a esa otra gente que contra todo pronóstico va a vivir peor que sus padres, con una tasa de desempleo del 50% y subiendo. Y por último, un matrimonio de 50 años pretende enganchar a aquellos que vivieron la presunta movida en tiempo real. Los testigos directos de aquel desmadre y este desastre.

Por el libreto circulan, resume Antela Cid, "un divorcio irremediable, una historia de amor, las vivencias de un joven de 30 años obligado a volver a casa de mamá y papá y las danzas de las nuevas tribus urbanas, de los hiphoperos o los hardcoretas a los parkoures y los neopunks". Todo eso trufado con unos 20 temas de cuando Galicia caníbal era solamente aquella canción: "Con isto da movida / haiche moito ye-yé / que de noite e de día / usa ghafas de sol". Su estreno coincidirá con la celebración de los 25 años del nacimiento de Os Resentidos, que se volverán a reunir en Ourense el próximo 19 de mayo en el espectáculo A tribo toda baila.

Vuelta a los escenarios

"Soy productor en el sentido más americano de la palabra", reconoce Reixa entre risas. La idea de Galicia caníbal es suya, aunque la haya puesto en manos de un equipo de profesionales encabezado por Quico Cadaval. La idea y el modelo de negocio. Se le ocurrió viendo otro musical adornado con música en catalán. Se dio cuenta de que la producción de lo que se ha insistido en llamar "movida viguesa" está en el mp3 sentimental de un par de generaciones, en Vigo y en Murcia.

Será la segunda incursión del poeta, músico y cineasta en los escenarios en el último año. La primera fue Mundo Lois, un espectáculo inspirado en textos del poeta Lois Pereiro -a quien ya había adaptado en Furia, una canción de Nación Reixa, su proyecto junto a Kaki Arkarazo- que puso en marcha cuando la Real Academia Galega decidió dedicarle el Día das Letras Galegas de 2011. Entonces le confió la dirección a Lino Braxe y la música a Alexandre González.

Para Galicia caníbal, el exlíder de Os Resentidos ha vuelto a contar la actriz protagonista de Mundo Lois. Antela Cid, su hija, se ha encargado esta vez de escribir la historia a cuatro manos junto a Fran Peleteiro, también actor. La dirección del espectáculo ha quedado en manos del mismo que levantó otro musical la temporada pasada en el Centro Dramático Galego, A ópera dos tres reás de Brecht y Kurt Weill. Cadaval contó entonces con un elenco encabezado por Luis Tosar. De momento, no ha adjudicado los papeles para este montaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 2012

Más información