Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania subasta deuda con interés negativo por primera vez en la historia

El Estado germano coloca 3.900 millones en letras al -0,012% en plena ola de miedo en los mercados - Los inversores pagan por resguardarse en la deuda

Los inversores regalaron ayer dinero a Alemania para comprar su deuda. El Tesoro federal alemán colocó letras con vencimiento a seis meses por valor de 3.900 millones de euros a un interés medio negativo, del -0,0122%. Es la primera vez que ocurre. Los bonos alemanes ya se habían intercambiado con rentabilidad negativa en el mercado secundario anteriormente, en plena ola de miedo en los mercados, pero nunca hasta ahora los compradores de los títulos de deuda soberana germana habían aceptado recibir menos dinero del que prestan en una subasta pública.

La deuda alemana goza de tal credibilidad y garantías que los inversores prefieren cobijar su dinero en ella frente a otras más rentables y arriesgadas. Pese al tipo de interés negativo, Alemania tuvo casi el doble de la demanda necesaria para colocar la deuda que ofrecía y cubrió la práctica totalidad del objetivo de la colocación, que eran 4.000 millones.

El riesgo de los bonos de Berlín logra los niveles más bajos de la era euro

En la subasta, los inversores no pujan con intereses, sino con precios, expresados en porcentaje. Cuando un inversor ofrece un porcentaje mayor que el 100%, que es lo que se recuperará al vencimiento de la letra, eso significa que los intereses de esos títulos serán negativos. Según cálculos publicados en Internet por el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, Alemania, en lugar de pagar por el préstamo, el Tesoro alemán obtendrá por ello 242.00 euros de regalo por haber colocado esos 3.900 millones de deuda.

"Nunca había pasado por una situación así", dijo un portavoz de Hacienda de Alemania. En la última subasta a seis meses, el Estado germano tuvo que pagar unos intereses minúsculos del 0,001%. En 2008, antes de que comenzara la crisis de la deuda, los alemanes pagaban más del 3% de interés por las letras a seis meses. Ahora el dinero se resguarda en la deuda alemana.

"Esto simplemente certifica lo nervioso que está todo el mercado", dijo ayer a Bloomberg David Schnautz, estratega de Commerzbank en Londres. "Hay inversores ahí fuera que realmente están preocupados por la devolución de su dinero, es por eso por lo que aceptan donar algo de su dinero a Alemania, solo para asegurarse de que les será devuelto", añadió.

La reunión entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, no logró disipar las dudas de los mercados, a juzgar por el resultado de ayer.

La fiabilidad que inspira Alemania y el miedo a otros socios del euro entre los inversores puede observarse en el comportamiento de la rentabilidad de su bono a 10 años, que ayer se pagaba al 1,8% en el mercado secundario, en los niveles más bajos de la etapa euro (tocó su mínimo histórico, un 1,7%, el pasado 23 de septiembre), cuando en 2002 llegó a pagar más del 5%. O si se compara el resultado de la subasta de ayer con que celebró el pasado 20 de diciembre el Tesoro español, que tuvo que pagar un interés medio del 2,4%. Y el interés del bono a dos años llegó a tocar ayer, en un momento de la jornada, el 0,14%, el punto más bajo de la base de datos de Bloomberg, que arranca esta serie en 1990.

La rentabilidad actual del 1,8% de los bonos alemanes queda muy por debajo del 5,53% de España. La distancia entre uno y otro tipo de interés es la llamada prima de riesgo, que se sitúa en 371 puntos básicos para la deuda española esta mañana (o 3,71 puntos porcentuales), 13 puntos básicos por debajo del cierre de la semana pasada. A Italia le va peor, su prima de riesgo alcanza los 531 puntos básicos y sube tres respecto al viernes.

También los Países Bajos y Dinamarca han llegado a cobrar por tomar dinero prestado. El Tesoro neerlandés subastó hace una semana bonos a tres meses por un interés del 0,0%. Debido a la inflación, comprar esos bonos a ese precio también supone una minusvalía. En Estados Unidos, otro refugio para el dinero miedoso, el tipo de interés más bajo en una subasta fue del 0,0% para letras a un mes, en una subasta del pasado julio.

El ministerio alemán de Hacienda cuenta con que el actual beneficio sea una "manifestación temporal" de la crisis europea. Alemania ya se benefició durante todo 2011 de su imagen de solidez en los mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 2012