Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boeing incumple el objetivo de entrega de aviones en 2011

El gigante aeroespacial Boeing ya tiene cerrada las cuentas de 2011. Y las cifras indican que Airbus seguirá liderando cómodamente el negocio. Boeing ensambló para sus clientes durante el pasado ejercicio 477 aviones comerciales, una quincena por debajo del objetivo que se había fijado. Su rival europea mantuvo ayer que sus entregas superarán las 530 unidades, un nuevo récord.

Airbus lleva ocho años batiendo a Boeing. Los resultados finales del consorcio europeo se conocerán en menos de dos semanas, por lo que las cifras conocidas ayer no son oficiales. Las que sí son definitivas son las de la estadounidense, que reflejan claramente el impacto del retraso en la entrada en servicio del B787 Dreamliner, del que solo se entregaron tres unidades desde final de septiembre.

También hay retrasos en la producción de la nueva versión del B747. El B737 Next Generation, el modelo estrella, registró 372 entregas. A pesar de no cumplir el objetivo anunciado el pasado mes de octubre, la producción y entregas de Boeing es un 3,3% mayor a la de 2010. Y si se toma como referencia el cuatro trimestre, el incremento fue del 10%, de 116 a 128 unidades.

Cierre de una factoría

En cuanto a los pedidos registrados para el conjunto del año, quedan finalmente en 805 aeronaves, tras sufrir 116 cancelaciones. Eso representa un notable incremento del 52% comparado con 2010, lo que eleva el total en cartera hasta los 3.771 aparatos. Airbus le gana ahí también, al haber contabilizado hasta final de noviembre 1.378 pedidos, tras sufrir 143 cancelaciones.

El gran reto de Boeing de cara a 2012, que es además en lo que se fijan los actores de Wall Street, es garantizar que se estabiliza la cadena de producción del B787, para a partir de ahí poder acelerar el ensamblaje de este modelo eficiente. Algo que necesita lograr antes de que la fila de EADS lance al mercado el A350. Y eso a la vez que eleva la producción de otros programas.

Los títulos de Boeing se dejaban ayer un 1%, pero se debió principalmente al anuncio del recorte de gasto en el presupuesto de Defensa de EE UU, que le llevará a cerrar la planta de ensamblaje que opera en Wichita (Kansas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 2012