Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:PURO TEATRO

Los 40 principales de 2011

Doce meses, cuarenta fulguraciones teatrales: lo mejor de 2011. En lo alto de la lista destacan Miguel del Arco (Veraneantes, Juicio a una zorra), el Richard III de Kevin Spacey y Agosto con Amparo Baró y Carmen Machi

Por riguroso orden de aparición en escena: 1. El feroz match entre Lina Lambert y Tilda Espluga en Silla, la orwelliana distopía de Edward Bond, dirigida por Moisés Maicas (Sala Muntaner); 2. El desbordante Antoni Comas en el Amadeu de Boadella (Teatros del Canal); 3. Pere Arquillué, casi un personaje de Kazan en El arquitecto, de David Greig, a las órdenes de Julio Manrique (Lliure); 4. El despegue de Margarita Sánchez con Mi mapa de Madrid, un sainete valleinclanesco, con las formidables Estrella Blanco y Amparo Pamplona, dirigidas por Amelia Ochandiano (Sala de la Princesa); 5. Ahora, segundo y triple aldabonazo de Pablo Messiez (autor, actor, director) con la arrolladora Fernanda Orazi y la gitanísima Estefanía de los Santos (Fernán Gómez); 6. El esperado retorno de Cavestany y Mayorga con Penumbra, uno de los textos más inquietantes y poderosos de los últimos años, con la crema de Animalario (Toledo, Sanjuán, Poza, Bermejo) bajo la batuta de Andrés Lima (Matadero / Lliure); 7. José María Pou dirige y protagoniza Llama un inspector (Priestley). Pou, tan minuciosamente eduardiano como furiosamente romántico (Goya / La Latina); 8, El Tranvía llamado deseo (Williams) de Mario Gas, donde relumbran Vicky Peña, Alex Casanovas y Ariadna Gil (Español); 9. La proteica Cristina Cervià en Todo, tres descomunales episodios entre Botho Strauss y el Kieslowski del Decálogo, con la inconfundible firma (autoría y dirección) de Rafael Spregelburd (Lliure); 10. Nueva diana de Andrés Lima con Falstaff (el díptico de Enrique IV), pletórico de fuerza e imaginación. Gran reparto y grandes trabajos de Pedro Casablanc, Carmen Machi, Raúl Arévalo y Ángel Ruiz (Valle-Inclán); 11. Anna Lizarán y Alicia Pérez, enormes en la desoladora Dos mujeres que bailan, de Benet i Jornet (Lliure); 12. Veraneantes, la reinvención de Gorki en manos de Miguel del Arco. Breve: la mejor función de la temporada. Por texto, por dirección, por humor, por emoción, por el extraordinario reparto (y no menciono a ninguno porque tendría que mencionarlos a todos) (Abadía); 13. Descubro un invento estupendo y a toda máquina: Microteatro por Dinero, en Loreto y Chicote. Premio a la mejor empresa teatral del año; 14. Dos fulguraciones en Radicals Lliure: Fingir, de David Franch y Lidia González Zoilo (o cómo inventar obras, aniversarios, públicos, vidas enteras), y 15. Vida de Lázaro, de Ernesto Collado, otro gran contador de historias, con el formato de un enorme Lepage de bolsillo; 16. Estado de ira, del argentino Ciro Zorzoli (Abadía): una ceremonia secreta y feroz que se diría concebida a cuatro manos por Sergio Pitol y Robert Walser; 17. Irene Escolar (como un tsunami) y un José Coronado convincente como nunca en Oleanna (Mamet), a las órdenes de Manuel de Benito (Español); 18. La ventana de Chygrinski, una acuarela surreal (entre Mihura y Queneau) de José Ramón Fernández. Revelación: la deliciosa y acrobática Nuria Benet, de La Cubana (Cuarta Pared); 19. Andrés Herrera y Miriam Iscla, centros neurálgicos de Una historia catalana, escrita y dirigida con mucho brío (pese a un deslucido final) por Jordi Casanovas (TNC); 20. Marcial Di Fonzo Bo, más Depardieu que nunca, protagoniza y dirige (en francés) La terquedad, segundo (y soberbio) Spregelburd de la temporada (Lliure / Grec); 21. El rotundo Luces de Bohemia de Oriol Broggi y la banda de la Perla, bañado en alcoholes castizos, isabelinos e irlandeses (Biblioteca de Cataluña / Grec); 22. El retorno de Chéreau con un leve texto de Fosse (I am the wind) servido por dos prodigiosos actores: Tom Brooke y Jack Laskey (Lliure / Grec); 23. Jesús Noguero, auténtico soldado de Salamina en Los persas, la mejor puesta de Paco Suárez (Español); 24. Joan Anguera e Ivan Benet, más dublineses que nunca (facción Flann O'Brien) en el gran Esperando a Godot de Joan Ollé (Lliure/Grec); 25. Glorioso Pepe Viyuela en Encerrona (Almería Teatro), una lección magistral de clown. (Y, casi por las mismas fechas, revelación de saga: su hijo Samuel en El chico de la última fila, de Mayorga (Cuarta Pared); 26. El retorno de Cecilia Rossetto (a caballo entre Iva Zanicchi, Carol Burnett y Niní Marshall) en El Molino; 27. Marta Poveda, verdad pura en Burundanga, de Galcerán (Maravillas); 28. Diego Lorca y Pako Merino, entre Azcona y Six Feet Under, en Exitus (Abadía / Villarroel); 29. Sin discusión, mejor montaje extranjero de la temporada: Richard III, de Sam Mendes, con un Kevin Spacey legendario (y quintaesencia del perverso polimorfo), en el Palacio Valdés (Avilés); 30. Premio Tora Salvaje a la inderrocable Mirta Bogadasian por El Box, de Ricardo Bartís, perla (negra) de Temporada Alta; 31. Concha Velasco recitando a Jardiel en Yo lo que quiero es bailar, dirigida por José María Pou (Goya); 32. Pere Arquillué de nuevo: para salir a hombros en ¿Quién teme a Virginia Woolf? de Albee (Romea), dirigido por Veronese; 33. Rosa Novell, como si trazara arabescos de humo en Delicado equilibrio, otro Albee grand cuvée, bajo la dirección de Mario Gas (Lliure); 34. Carmen Machi (¡de pie, señoras y señores!) en Juicio a una zorra, escrita y dirigida por Miguel del Arco, en su segundo trabajo en la Abadía; 35. Los ojos: Messiez vuelve al Fernán Gómez, con nuevo recital de miss Orazi, ex aequo con Marianela Pensado; 36. Veronese, en la cumbre: de rodillas también ante todo el reparto de Los hijos se han dormido (su Gaviota) en Temporada Alta; 37. Sanzol toca el cielo: En la luna (Abadía), con gran reparto y anhelado retorno de Nuria Mencía; 38. El perro del hortelano, áurea despedida de Eduardo Vasco de la CNTC y refulgente pareja protagonista: Eva Rufo y David Boceta (Pavón); 39. Revelación con proa hacia el Bellas Artes: Alba Florejachs, terremoto cómico, en El año que viene estaremos mejor (Villarroel); 40. El superlativo Agosto (Tracy Letts) de Gerardo Vera, con las incomparables Amparo Baró y Carmen Machi cortando el hipo a la afición, al frente de uno de los grandes repartos de la década (Valle-Inclán). Quedan joyas, seguro, pero se me acaba el espacio. Feliz teatro, feliz 2012.

Por texto, por dirección, por humor, por el extraordinario reparto, 'Veraneantes' es la mejor función de la temporada

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 2011