La crisis del euro

Los planes de Rajoy cuestionan el futuro de NovaGalicia y CatalunyaCaixa

Almunia recuerda que no habrá dinero público sin reestructuración del sector

El futuro presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, quiere actuar con prisa en la reordenación del sector financiero. En su discurso de investidura, dijo que "la culminación del proceso de reestructuración del sector financiero" se debía cerrar "en los seis primeros meses del año".

Este acelerón pretende reabrir el grifo del crédito al crear entidades "rentables, fiables y solventes". Pero hay un problema para actuar con urgencia: los gestores de NovaGalicia Banco y CatalunyaCaixa tienen un año de plazo para buscar inversores, según dice el Real Decreto de Reestructuración. Esto supone que hasta finales de septiembre de 2012, el Estado no puede vender la mayoría de las acciones, que son propiedad del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Si algún competidor quisiera comprar a la gallega o catalana antes de ese plazo, "debe contar con la aprobación de sus actuales gestores", recuerdan en las entidades afectadas.

Bruselas aún espera planes definitivos de las entidades gallega y catalana

Más información

Entre los banqueros se ha pedido al PP que cambie el Real Decreto para acabar con esta condición y que se pueda iniciar la reestructuración "cuanto antes, sin trabas". Los banqueros quieren que se siga el modelo de la CAM con las siguientes adquisiciones, muy criticado entre algunas cajas por ser excesivamente generoso.

Fuentes no oficiales de las dos entidades afectadas admitieron que "tal y como está el mercado, puede pasar cualquier cosa. No obstante, lo normal sería que se respetaran los plazos". Las dos cajas dicen tener avanzada la búsqueda de inversores y un brusco cambio de planteamiento acabaría con estas gestiones. De todas formas, entre las entidades hay muchas dudas de que en seis meses se pueda reordenar el sector, "sobre todo porque Rajoy no ha dicho ni cómo lo hará, ni cuánto costará, ni quién lo pagará, que es lo más importante", dice un ejecutivo del sector.

Por otro lado, el vicepresidente de la Comisión Europea, y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, salió al paso del discurso de Rajoy y advirtió ayer de que "por cada decisión de inyectar dinero público en el capital de entidades financieras tiene que presentarse un plan de reestructuración. No debe darse dinero público a entidades que no vayan a ser viables".

El discurso Rajoy recibió ayer un claro respaldo por parte del Ejecutivo comunitario. En una nota oficial, la Comisión Europea, señaló que "Rajoy anunció las líneas de acción de su próxima legislatura, entre las que destacan la consolidación fiscal, la reestructuración bancaria, la reforma del mercado de trabajo, y las reformas de los mercados de bienes y servicios". El Ejecutivo comunitario, que preside José Manuel Barroso, precisó "esperaba que estos objetivos políticos estén respaldados por más detalles y por el anuncio de medidas concretas en los próximos días y semanas".

Almunia explicó que hay entidades españolas que "tienen que presentar un plan de reestructuración tras haber recibido una autorización temporal de la entrada de dinero público". "Son Catalunya Caixa, Unnim y NovaGalicia. También analizamos la venta de la CAM al Sabadell".

Por último, también se posicionó ayer el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, que consideró necesario que se pongan a la venta "cuanto antes" todas las entidades financieras que tengan problemas de viabilidad y no sean capaces de generar resultados con los que retribuir adecuadamente el capital que se ha invertido en ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de diciembre de 2011.

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50