El Gobierno de Garitano exhibe su respaldo a los presos de ETA

La izquierda 'abertzale' se suma a un ayuno de 24 horas

El Gobierno foral que preside en Gipuzkoa Martin Garitano, representado por su portavoz, Larraitz Ugarte, acudió ayer en compañía de destacados dirigentes de la izquierda abertzale, como Rufi Etxeberria y Txelui Moreno, al ayuno rotatorio que ha promovido el colectivo Egin Dezagun Bidea (Hagamos Camino) a favor de los derechos de los presos de ETA en el campus de la UPV en San Sebastián. Antes de incorporarse a la vigilia política, Ugarte hizo un llamamiento al futuro Gobierno del PP a "dar pasos" y atender a "la más urgente e importante" reclamación de la ciudadanía vasca, consistente a su juicio en poner fin "lo antes posible" a la política penitenciaria y a las medidas que se adoptan contra los presos de la banda terrorista.

Txelui Moreno: "Queremos tener a nuestros presos aquí"

En el ayuno también participaron el senador de Amaiur Alberto Unamunzaga y la secretaria de Organización de Aralar, Rebeka Ubera. Con esta decisión, representantes políticos e institucionales de la izquierda abertzale tratan de meter más presión al Ejecutivo de Rajoy, a quien los sobernaistas vienen reclamando el acercamiento de los reclusos terroristas a cárceles de Euskadi y Navarra, así como la excarcelación de los internos gravemente enfermos y de quienes están bajo la aplicación de la doctrina Parot.

La portavoz de la Diputación guipuzcoana y el resto de participantes en el ayuno llamaron a tomar parte en la manifestación que a favor de los derechos de los presos de ETA está convocada para el próximo 7 de enero en Bilbao.

Por su parte, Moreno afirmó que el "proceso hacia la paz y la normalización democrática no debe estar sustentado solo en una pata", sino que deben participar en él tanto la sociedad vasca como la comunidad internacional y también los Estados español y francés.

El dirigente de Batasuna indicó que todos están participando en la búsqueda de una solución política, salvo los Gobiernos de Madrid y París, aunque esperó que "lo hagan pronto".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Moreno recordó que "todavía son conculcados" los derechos de los presos de ETA, por lo que reclamó qie se deben "desactivar las medidas excepcionales que han generado durante estos últimos años", entre las que citó la "tan cruel e inhumana política de dispersión que afecta a los presos y a sus familiares". Finalmente, animó a la cviudadanía a presionar para lograr una política penitenciaria que permita "tener a nuestros presos aquí".

Unamunzaga lamentó que "se sigan dando vulneraciones de los derechos humanos como están ocurriendo desde hace años en Euskal Herria". Pidió a la sociedad que "siga tomando parte e involucrándose" en la defensa de los derechos de los presos de la banda terrorista y participe en "todas las actividades de este proceso para lograr un escenario definitivo en el que no haya ninguna vulneración de derechos humanos por ninguna de las partes sin ningún tipo de excepción".

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS