Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

La necesidad de la filosofía en su inutilidad

Los cuatro libros que nos propone Avarigani Ediciones no solo demuestran un perfil editorial de gran calidad, sino también una orientación intelectual que demasiadas editoriales hoy se olvidan de tomar en cuenta al publicar libros de filosofía. En vez de mirar a las posibles ventas que podría lograr, Avarigani Ediciones ha optado por proponer a los lectores temas y autores más necesarios que nunca: los prejuicios de la ley, la inutilidad de la filosofía y la crítica de la moral heroica. Estos tres temas, que naturalmente no cubren todos los argumentos tratados por los textos de Jacques Derrida, Alexander Pfänder, Giuliano Campioni y los demás autores reunidos por Santiago Eguidazu, nos invitan a reflexionar sobre la necesidad de la filosofía en su inutilidad. Por ejemplo: ¿puede un juez no quedarse indiferente al leer las maravillosas páginas que Derrida dedica al problema de los fundamentos arbitrarios de la ley y al mismo tiempo pronunciar condenas? Aunque reconozca los prejuicios de la ley que tiene que aplicar, es decir, la necesidad del pensamiento filosófico, tendrá de todos modos que "administrar justicia", haciendo inútil el análisis de Derrida. Lo mismo les va a ocurrir a los filósofos analíticos al leer cómo Francisco Calvo Serraller, en Apología de lo inútil, nos recuerda la diferencia entre el Animal laborans y el Homo faber de Hannah Arendt. Mientras el primero produce cosas que no comprende, o sea, se limita a cumplir órdenes, el segundo piensa a través de lo que produce. La diferencia entre ambos no dependerá del producto, sino de la pregunta que surgirá: "¿por qué?" en lugar de "¿cómo?". Si a los filósofos analíticos les parece inútil la primera pregunta será justamente porque da importancia al "sentido de la existencia", esto es, a la necesidad del pensamiento filosófico, que ellos consideran al servicio de disciplinas prácticas.

Los textos de Pfänder y Campioni también nos invitan a reflexionar sobre esta necesidad e inutilidad del pensamiento porque nos piden, por un lado, que reconozcamos los motivos teóricos de nuestra voluntad -por qué en general deseamos y queremos-, y por otro, que veamos cómo Nietzsche destruye la misma imagen heroica de la moral sobre la cual hemos construido la naturaleza del hombre. Los temas tratados por estos cuatro textos son inútiles porque el mundo podría seguir funcionando sin ellos, pero quizá carecería de significado, es decir, de sentido para nuestras existencias. Hay pocos libros más necesarios que estos.

Prejuzgados. Ante la ley. Jacques Derrida. Traducción de Jordi Masso y Fernando Rampérez. Avarigani. Madrid, 2011. 107 páginas. 15 euros. Fenomenología de la voluntad. Motivos y motivación. Alexander Pfänder. Traducción de M. G. Morente. Avarigani. Madrid, 2011. 239 páginas, 15 euros. Apología de lo inútil. Edición de Santiago Eguidazu. Avarigani. Madrid, 2011. 157 páginas. 15 euros. Nietzsche. Crítica de la moral heroica. Giuliano Campioni. Traducción de Sergio Sánchez. Avarigani. Madrid. 2011. 211 páginas. 15 euros.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS