Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'miniempleos' no resuelven el paro juvenil, según Bruselas

La precariedad aumenta la pobreza entre los asalariados

"No creo que los miniempleos" puedan ser "la única solución" para afrontar el paro juvenil. El comisario de Empleo y Asuntos Sociales, László Andor, cree que España debe encontrar otras soluciones para combatir este problema que unos contratos que contemplan un sueldo máximo de 400 euros propuestos esta semana por la CEOE. Así lo manifestó Andor en la presentación del primer informe sobre la evolución del empleo y el desarrollo social de la Unión Europea, en 2011.

Precisamente, este documento señala que en Alemania, donde se han implantado estos contratos desde hace tiempo, han aumentado las desigualdades y el riesgo de pobreza. Según el estudio, "los trabajadores pobres" representan el 6,8%, tras crecer dos puntos porcentuales desde el 4,8% en 2005. La media europea es del 8%. Sin embargo, la tasa de "trabajadores pobres" entre los empleos temporales es del 15%, por encima de la media europea que es del 14%.

El salario mínimo en España es el tercero más bajo de la Unión Europea

El informe explica que este incremento "puede explicarse en parte por el aumento del empleo parcial y la creación de muchos miniempleos". Los "trabajadores pobres" son los que perciben unos ingresos inferiores al nivel de pobreza. Tener empleo ya no es garantía de salir de la pobreza debido a los bajos salarios. Según la Consejería de Trabajo e Inmigración del Gobierno de Berlín, en Alemania había a finales de 2010 un total de 6,8 millones de personas con miniempleos, con salarios inferiores a los 400 euros, de los que 4,2 millones ejercían esta actividad de manera exclusiva.

En España, los trabajadores pobres representan el 11,4%, tras un crecimiento sostenido desde 2005, que representaban el 10,4%. La tasa se dispara al 25% entre los temporales. El trabajo de la Comisión advierte de que "la retirada de las deducciones fiscales de 400 euros y la reducción progresiva de las deducciones por hijos tendrán un efecto desproporcionado en la población de rentas más bajas". En materia de remuneraciones, señala que el salario mínimo es el tercero más bajo de la UE.

El informe señala que en los dos últimos años solo se han creado 1,5 millones de empleos en la Unión Europea, una cifra muy inferior a la de los 6 millones de puestos de trabajo destruidos durante la pasada recesión.

Andor manifestó que "casi todos los problemas sociales están estrechamente vinculados al mercado de trabajo, como el fenómeno de la pobreza en el trabajo, y que la política social puede contribuir a mejorar la situación del empleo, por ejemplo a través del envejecimiento activo". En este sentido, se aboga por "desanimar las prejubilaciones, estimular la educación y la formación para evitar la obsolescencia de la cualificación profesional y adaptar los puestos de trabajo a las características específicas de los trabajadores mayores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de diciembre de 2011