Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conde incendia al campo

Cayetano Mártínez de Irujo, gestor de la Casa de Alba, carga contra los trabajadores del campo a los que acusa de tener "pocas ganas de trabajar"

Esta vez no han sido políticos que viven fuera de Andalucía los que han cargado contra el subsidio agrario y el antiguo Plan de Empleo Rural (PER). Las críticas han venido ahora de la nobleza, de uno de los mayores terratenientes andaluces, Cayetano Martínez de Irujo, gestor de la Casa de Alba, que se embolsa cada año tres millones de euros en subvenciones agrícolas. El conde de Salvatierra incendió las redes sociales tras afirmar el domingo por la noche en una entrevista en el programa Salvados, de La Sexta: "Los jornaleros andaluces tienen pocas ganas de trabajar". Semanas atrás, ya levantaron ampollas las declaraciones en la precampaña electoral del político catalán Josep Antoni Duran Lleida que sostuvo los jornaleros del PER pasaban toda la jornada "en el bar de su pueblo".

Griñán lamenta las críticas a Andalucía realizadas "desde lo alto de un caballo"

Las palabras de Martínez de Irujo se convirtieron pocas horas después en uno de los temas más seguidos en Twitter y lograron la reprobación unánime de toda la clase política andaluza. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, lamentó, en el acto de entrega de los Premios Andalucía de Periodismo, que se criticara a Andalucía "desde lo alto de un caballo", en clara alusión al hijo de la duquesa de Alba. Previamente, el portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, calificó sus declaraciones como propias de un "señoritingo que no ha dado un palo al agua en su vida".

Fueron muchos los que pidieron en las redes sociales que la Junta obligue a la duquesa de Alba a devolver su título de Hija Predilecta de Andalucía, concedido en 2006. A pesar de que el portavoz socialista, Mario Jiménez, la defendió, el diputado del PSOE en el Parlamento por Sevilla Fernando Martínez Vidal replicó en la misma red social que la duquesa de Alba debía "desautorizar" a su hijo o "renunciar" al título.

Desde el PP, su secretario regional, Antonio Sanz, también se desmarcó de las palabras de Martínez de Irujo, que admitió que le hubiera gustado vivir en la Edad Media: "Los andaluces somos un ejemplo de trabajo para toda España y yo creo que cualquier declaración que sea ajena a eso está fuera de la realidad". El coordinador regional de IU, Diego Valderas, también extendió las culpas a la duquesa de Alba, de la que dijo que su madre se estaba "ganando a pulso" perder el título Hija Predilecta de Andalucía.

La Federación Agroalimentaria de CC OO calificó como "paradójico" que el hijo de la duquesa pasara por alto las subvenciones que recibe por las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), que el sindicato entiende como "totalmente injustas y desproporcionadas y en algunos casos por tierras sin producir".

La Casa de Alba, con 25.000 hectáreas agrícolas en toda España aunque en su mayoría en Andalucía, está dentro del 1,5% de los perceptores que se lleva el 29% de los fondos, una situación que el Gobierno andaluz ha considerado que supone una "deslegitimación de las ayudas". La Junta quiere cambiar en la nueva PAC esta tendencia, priorizando los apoyos a los agricultores profesionales. La ayuda media en Andalucía es de 4.600 euros y el importe máximo de ayuda se sitúa en 3,6 millones.

En Twitter, golearon los que reprobaron al gestor de la Casa de Alba. Uno de ellos le recordó que el PER representa menos del 1% del total de dinero destinado a subsidio de desempleo y un jornalero comparó que, mientras la Casa de Alba emplea a 250 trabajadores para 25.000 hectáreas, en Marinaleda (Sevilla) son 300 los jornaleros que tienen empleo con solo 1.200 hectáreas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de diciembre de 2011