Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un matrimonio muere por la mala combustión de un calentador

Un matrimonio murió ayer en su domicilio de Granada tras haber respirado los gases tóxicos producidos por la mala combustión de un calentador de butano, según apuntan los investigadores del suceso. El hombre tenía 65 años y la mujer 67. Según algunos vecinos, el matrimonio había salido por la mañana para dar un paseo y hacer la compra. A primera hora de la tarde, el hijo de la pareja decidió entrar en la casa tras haber intentado varias veces y sin éxito contactar con sus padres. Lo que encontró en el interior fueron los cuerpos sin vida de estos tendidos sobre el suelo de la cocina. A última hora de ayer, se hizo la autopsia a los cadáveres.

Por otro lado, 40 personas tuvieron que ser evacuadas de sus domicilios ubicados en dos bloques de la calle Polichinela de Córdoba como consecuencia de un incendio provocado, según apuntan vecinos del inmueble, por un brasero, informa Manuel J. Albert. Dos pisos del citado edificio del barrio de San Lorenzo quedaron prácticamente destrozados, pero no hubo heridos de consideración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de diciembre de 2011