Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV comprueba que RTVV firmó el contrato del Papa por el doble del coste

La empresa Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) firmó el 10 de mayo de 2006 un contrato con la constructora Teconsa, investigado dentro del caso Gürtel, en el que se asumía la subcontratación de los trabajos de sonorización, suministro e instalación de pantallas para la retransmisión de la visita del Papa a Valencia por un coste que no llegaba ni a la mitad de los 6,4 millones que el propio contrato comprometía. Así lo comprobó ayer la diputada socialista Eva Martínez, que había solicitado tener acceso al "expediente completo" y ayer pudo ver en la sede del consejo de RTVV algunos documentos, entre los que no figuraban, por ejemplo, los presupuestos desglosados de las ofertas de las empresas que concurrieron al procedimiento negociado sin publicidad que sí que están en el sumario del caso.

"El expediente es una chapuza", comentó la diputada socialista, que revisó la documentación junto con su compañero de grupo Josep Moreno, "y deja por justificar los más de tres millones supuestamente derivados a comisiones ilegales que investigan los tribunales". El informe técnico, firmado por Antonio de la Viuda y Luis Sabater, entonces director de antena y jefe del departamento técnico, respectivamente, según Martínez, "no justifica por qué se debe adjudicar el servicio a Teconsa, que presentó la oferta más cara de siete empresas invitadas a elaborar un presupuesto". En el acta de la mesa de contratación, formada por José Llorca, Juan Prefaci, Vicente Sanz, Encarna Pérez, Ricardo Calatayud y Benjamín Íñiguez, "ni aparece el número de expediente, ni el objeto de la adjudicación ni un dato tan esencial como el importe", añadió la parlamentaria, que destacó, sin embargo, cómo el propio contrato ya revela que Teconsa era una mera tapadera. "¿Se han mirado el expediente?", se preguntó la diputada, "¿Cómo pueden sostener que todo era correcto?"."El expediente es incompleto y claramente incriminatorio", añadió Martínez, que destacó algunos aspectos llamativos, como la subcontratación prevista por parte de Teconsa, empresa constructora sin relación alguna con la sonorización o el vídeo, de Wolfgang Neumann, debido a que había sonorizado la visita del Papa a Colonia y la Santa Sede había quedado satisfecha de su trabajo. El diseño previsto por Neumann se tasó en 60.000 euros, pero el trabajo efectivo se subcontrató con la empresa Sirius. En su presupuesto incluía apartados como los 480.000 euros destinados al pago del personal técnico o los 284.000 en dietas y alojamientos por 12 días de trabajo en Valencia.

"Toda la tramitación está plagada de irregularidades", señaló Eva Martínez, que repasó la cronología del contrato. El 27 de febrero de 2006 el director general de RTVV, Pedro García, que acabaría dimitiendo por el escándalo del caso Gürtel y de quien la Fiscalía Anticorrupción pide que sea imputado, firmó un convenio con la Fundación V Encuentro Mundial de la Familia para la retransmisión de la visita papal. El expediente, sin embargo, no se inició hasta abril y entonces se argumentó la urgencia porque la visita de Benedicto XVI se produciría en julio. El 5 de mayo era el límite de presentación de las propuestas, momento en que se emitió el informe técnico. La mesa de contratación dio el visto bueno el día 8 y el día 10 de mayo se firmó el contrato con Teconsa.

Contrato insólito

El apoderado de Teconsa era Rafael Martínez Molinero, con domicilio en Boadilla del Monte, que había firmado los poderes el 27 de febrero, justo el mismo día que Pedro García firmó el convenio con la fundación organizadora de la visita del Papa para su retransmisión. El contrato preveía algo tan insólito, en opinión de la diputada socialista, como el pago por anticipado, que en efecto se produjo, del 80% del importe antes de la prestación efectiva del servicio. Así, el 50% de los 6,4 millones fueron a parar a la trama Gürtel en el momento de la firma del contrato, otro 30% se abonó el 20 de junio y el restante 20%, tras la retransmisión de la visita. "¿Qué empresas cobran el 80% antes de prestar el servicio?", se preguntó Martínez.

La diputada insistió en que la sola revisión del expediente debió llevar a la Generalitat a depurar responsabilidades. "¿Cómo han podido apelar a que el contrato demostraría que todo se hizo correctamente?", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de noviembre de 2011