EE UU refuerza sus sanciones a Irán

Washington califica al Banco Central iraní de instrumento para lavar dinero

La Casa Blanca endureció ayer sus sanciones contra Irán, ahondando el aislamiento diplomático y financiero de este país tras un reciente informe del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) de la ONU, que asegura que el régimen de los ayatolás sigue avanzando en su plan de obtener armas nucleares. La nueva tanda de sanciones considera al Banco Central de Irán -y a todo el sistema bancario que depende de él- como un vehículo de lavado de dinero para usos ilícitos y criminales, e impone sanciones financieras sobre empresas que hacen negocios y sustentan el sector petrolero y petroquímico iraní.

"Por primera vez, identificamos a todo el sector bancario iraní, incluido el Banco Central de Irán, como una amenaza para los Gobiernos y las instituciones financieras que hagan negocios con los bancos iraníes", dijo ayer el Secretario del Tesoro (ministro de Economía) de Estados Unidos, Timothy Geithner, en conferencia de prensa. "Las instituciones financieras que participen en cualquier transacción que involucre al Banco Central de Irán o cualquier otro banco iraní que opere dentro o fuera de Irán, corren el riesgo de estar apoyando las actividades ilícitas de Irán: su búsqueda de armas nucleares, su apoyo al terrorismo, y sus esfuerzos por evadir las sanciones vigentes".

Además, el Gobierno de EE UU impone severas penalizaciones a aquellos que hagan negocios con el sector petrolero y petroquímico de Irán por valor, como mínimo, de 185.000 euros. Washington se reserva el derecho de prohibir subcontratas públicas, transacciones bancarias, compras inmobiliarias, licencias de exportación e importación y créditos de hasta 7,4 millones de euros a aquellos ciudadanos y empresas, nacionales o extranjeros, que hagan negocios con empresas del sector energético iraní. Además, puede congelar los fondos en bancos norteamericanos de aquellas entidades extranjeras que incurran en estas infracciones.

EE UU pactó sus nuevas sanciones con Gran Bretaña y Canadá, que anunciaron medidas similares en la jornada de ayer. Por su parte, Gran Bretaña cortó todos sus lazos financieros con Irán. Es la primera ocasión en que prohíbe totalmente a un país entero entrar en contacto con sus instituciones financieras.

Lo mismo hizo Canadá, que de acuerdo con sus leyes prohibió a sus ciudadanos cualquier transacción empresarial con el Gobierno de Teherán. "Todas estas medidas combinadas representan un aumento de la presión sobre Irán, sobre sus vías de financiación y sobre sus actividades ilegales", dijo en la misma conferencia de prensa la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Barack Obama, ayer en la Casa Blanca en la firma de un convenio de ayudas para veteranos de guerra.
Barack Obama, ayer en la Casa Blanca en la firma de un convenio de ayudas para veteranos de guerra.KEVIN LAMARQUE (REUTERS)
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS