Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El patrimonio de los candidatos

La mayoría dispone de casa (con o sin hipoteca) pero no declara grandes ahorros

A partir del lunes representarán a los ciudadanos en el Congreso de los Diputados por cuatro años. Han explicado hasta la saciedad su programa electoral y pedido el voto. Pero, ¿con qué patrimonio afrontan esta legislatura? ¿Tienen todos casa y vehículo? ¿Viven solo de la política o además de la res publica tienen intereses en otras actividades profesionales?

Hay de todo, según las declaraciones de bienes que ellos mismos han registrado ante los organismos públicos. Ninguno se declara millonario -en euros-, pero la mayoría goza de casa (con o sin hipoteca) y coche (o moto). Unos viven solo del sueldo de cargo público electo. Es el caso de Ricardo Sixto, candidato de IU por Valencia, que declara un patrimonio de 117.000 euros, o el popular Esteban González Pons, cabeza de lista por Valencia y vicesecretario general del PP, que confiesa que carece de bienes inmuebles.

La transparencia obliga a los políticos a hacer públicos sus bienes

Otros disponen, además de su retribución como cargo público, de participaciones o acciones en empresas o despachos profesionales. En esta situación se encuentran, por ejemplo, el popular Federico Trillo, número uno por Alicante por séptima vez, o el socialista Ximo Puig, candidato por Castellón, con acciones en una empresa editorial y 174.000 euros de patrimonio.

Los hay que debutan en la política y al día de hoy siguen trabajando en lo suyo. El actor Toni Cantó, candidato por Valencia de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), es un ejemplo. Este fin de semana electoral, por ejemplo, interpreta en Santander la obra Razas.

En cuanto al patrimonio declarado, las situaciones son realmente dispares. El popular Manuel Cervera, cabeza de lista por Castellón, es un médico sin cuentas y con 310.000 euros de patrimonio. Tiene acciones del Valencia C.F., Iberdrola y Telefónica. O la socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero, que encabeza la candidatura por Valencia, que cuenta con un apartamento propio, una casa familiar y un terreno en Cuenca. Su compañera de filas Leire Pajín, cabeza de lista por Alicante, declara un apartamento con hipoteca en el centro de Madrid y no tiene coche. Vicente Domínguez, de IU por Alicante, se declara un marxista con hipoteca de 60.000 euros.

Todos deberán de volver a registrar una nueva declaración de bienes si salen elegidos hoy elegidos. Las nuevas exigencias de transparencia obligan a los cargos públicos electos a hacer pública la relación de bienes a su nombre. Es una cuestión de transparencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de noviembre de 2011