Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Buenas noticias

Ya se sabe que un pesimista es aquel que piensa que estamos en el peor de los momentos. Mientras que el optimista considera que las cosas todavía pueden empeorar. Hoy me he levantado optimista y, pese a la que está cayendo, creo que tenemos varias buenas noticias que celebrar. La primera, que el 11-11-11 no se ha acabado el mundo. Algo es algo. La segunda, el fin de ese peligroso payaso que es Berlusconi. Y la tercera, que los vecinos del Zaidín, un distrito popular y modesto de Granada, llevan tres meses de movilización contra el cierre de la biblioteca de su barrio.

La cosa es así: el 8 de agosto, súbitamente, con la alevosía de la canícula, el Ayuntamiento del PP cerró la biblioteca, aunque había prometido a los vecinos que la mantendría. El argumento es que ahora el barrio tiene una biblioteca nueva y más grande, la Francisco Ayala; y que en el Zaidín pondrán un centro de bailes tradicionales (¿por qué me recordará esto a los Coros y Danzas del franquismo?). Pero la Ayala queda lejos, muchos de los usuarios del Zaidín son ancianos y niños y, además, según el Reglamento Bibliotecario de Andalucía, debe haber un centro por cada 20.000 habitantes, y el Zaidín tiene 45.411. Cerrar una biblioteca que lleva décadas sirviendo de catalizador cultural de un barrio deprimido es un disparate. El jueves pasado, la policía se llevó los libros del Zaidín, y para ello tuvo que desalojar por la fuerza a unos 50 vecinos que les impedían el paso, muchos de ellos personas mayores. ¿Y cuál es la buena noticia en toda esta tristeza? Pues la movilización de los vecinos (el jueves habrá una concentración a las 18.00 en la plaza del Carmen), las 10.000 firmas de apoyo que han reunido, la valiente lucha de toda esa gente humilde dispuesta a dejarse la piel para defender su biblioteca. ¿No es conmovedor? Mientras haya personas así, habrá futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de noviembre de 2011