Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Más nos gusta un bolso de Vuitton"

Las mujeres del PP ensalzan a la familia y las del PSOE defienden la igualdad

Celebraba el PP el Día de la Familia y los socialistas unas jornadas sobre la igualdad. Unos y otros hablaban sobre los derechos de las mujeres y, aunque la música tenía un cierto parecido, la letra era radicalmente distinta.

En el Palacio de la Exposición de Valencia, los populares reunieron a toda su plana mayor. Las dos máximas autoridades institucionales de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra y Juan Cotino, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el candidato Esteban González Pons. El presidente del Consell animó a ir "a votar en familia". "Necesitamos que el domingo todos los padres, los abuelos y los niños vayamos juntos a un acto de compromiso, de responsabilidad y, desde el sentimiento profundo de la familia, digamos lo que queremos para España", añadió.

Para abrir el acto estaba allí el coro de madres del colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón, que versionó un bolero con una letra que se pretendía irónica, simpática y hasta un pelín reivindicativa -en el PP, ya lo dijo Mariano Rajoy en su debate con Rubalcaba, "las mujeres llevan la casa"-, pero en un verso las madres se descubrieron con un "más nos gusta un bolso de Vuitton", lo que en estos tiempos de paro y estrecheces no sonó muy políticamente correcto.

Los socialistas, desde la antigua sede de la Universitat de València y el parador de Xàbia, hablaron de igualdad. Inmaculada Rodríguez-Piñero, candidata por Valencia, aseguró que la frase de Rajoy sobre las mujeres que llevan la casa se correspondía con "el siglo XIX", mientras que la postura de "las mujeres de Rubalcaba" es la de que "comparten todas las tareas: las del hogar y las de fuera".

La número uno por Alicante, Leire Pajín, señaló que la igualdad es una condición para el crecimiento sostenible, el empleo, la innovación, la competitividad y la cohesión social. La ministra de Sanidad insistió en que no se puede desperdiciar "el talento de más de la mitad de la población".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2011