Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica sufre el impacto del ERE con una caída de beneficios del 69%

El resultado sin extraordinarios cae el 10% y la firma mantiene sus previsiones de crecimiento y dividendos - El esfuerzo inversor en España crece un 61%

Telefónica ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 2.733 millones, un 69,1% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido al impacto de la provisión del expediente de regulación de empleo (ERE) pactado el pasado mes de julio, que prevé la salida de 6.500 trabajadores en los próximos tres años. No obstante, descontando el efecto del ERE, que no supone salida de caja, y otros extraordinarios (actualización del valor de Vivo realizada en 2010 con fuertes plusvalías), el beneficio neto subyacente habría caído solo un 10,6% respecto al mismo periodo del año anterior, y el resultado bruto de explotación (EBITDA) hubiera crecido un 0,1% hasta 14.251 millones.

Los ingresos crecieron un 5,4% hasta los 46.672 millones

La oferta de ADSL universal tendrá un precio de 19,9 euros más cuota de línea

La compañía que preside César Alierta ha reafirmado que mantendrá su política de pago de dividendos y que cumplirá todas sus previsiones de crecimiento para este año.

A cierre del tercer trimestre, los ingresos de Telefónica crecen el 5,4% y suman 46.672 millones, gracias principalmente al ritmo de crecimiento por servicios de datos móviles y la sólida evolución del negocio en Latinoamérica, donde la facturación se incrementa el 18%.

Debido a esa provisión por reestructuración de plantilla de 2.671 millones de euros (1.870 millones netos de impuestos), y otros extraordinarios, la operadora ha registrado unas pérdidas entre junio y septiembre de 429 millones, los primeros resultados trimestrales negativos desde el cuarto trimestre de 2002.

Al margen de extraordinarios, España ha vuelto a tener el peor comportamiento por la fuerte competencia, con un retroceso del EBITDA del 50%, hasta 6.670 millones, aunque solo del 4,5% en términos subyacentes. En Latinoamérica, la caída ha sido del 27,9%, hasta 7.767 millones (-0,9% en términos orgánicos), mientras que en el negocio europeo el EBITDA mejora un 6,2% (+1,2% en términos subyacentes).

Las dificultades del mercado nacional se han puesto de manifiesto en la evolución de la base de clientes que, mientras en el conjunto del grupo creció un 6,2% hasta septiembre (294 millones), en España retrocedió el 2,5%.

Para intentar enderezar la tendencia, Telefónica confía en su nueva estructura comercial porque no espera "grandes mejoras" en la economía española en el corto plazo ni una "relajación" en el nivel competitivo del sector, según señalaron directivos en la conferencia de analistas tras la publicación de los resultados.

En este sentido, la operadora apuntó que tiene mucha confianza en los nuevos planes de tarifas que anunció la pasada semana y en las próximas medidas comerciales que va a acometer.

Además, el grupo está realizando un fuerte esfuerzo inversor. Del total de 6.625 millones invertidos hasta septiembre, más del 30% se ha destinado al negocio en España para asegurar el crecimiento futuro. El esfuerzo inversor en el país crece el 61,7% (incluida la compra de frecuencias).

Telefónica mantiene su elevada capacidad para generar caja operativa que supera los 7.600 millones de euros a septiembre, con Brasil y España como principales generadores.

La deuda neta financiera se redujo en 163 millones de euros con respecto a diciembre de 2010, situándose a cierre de septiembre de 2011 en 55.430 millones, destacando la reducción de la deuda en el tercer trimestre, de alrededor de 1.000 millones.

El coste efectivo sobre la deuda total media hasta septiembre es del 4,85%, 69 puntos básicos inferior al del mismo periodo del año anterior pese a las dificultades del entorno.

El director de finanzas, Angel Vila, ha destacado a los analistas que el grupo no tendrá ningún problema de refinanciación de su deuda, a razón de 7.000 millones anuales en los próximos seis años.

Las mejores noticias vienen, sin duda, de Latinoamérica. Telefónica repatrió un total de 1.700 millones de euros de la región en los nueve primeros meses del ejercicio. Además, ha revisado las sinergias en Brasil, tras la fusión de sus filiales Vivo y Telesp, que hora sitúa entre los 4.400 y los 4.800 millones, frente al rango de 3.300 y 4.200 millones anteriormente establecido.

Por otra parte, el servicio universal de Internet de un megabit por segundo (Mbps) al que tendrán derecho de acceso todos los españoles a partir del 1 de enero, tendrá un coste mensual máximo de 19,9 euros al mes (más cuota de línea de 13,97 euros e IVA), según la propuesta de Telefónica, único operador que se ha presentado a este concurso, informó el secretario de Estado para Telecomunicaciones, Juan Junquera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2011