Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer sufre un 'secuestro exprés' en el distrito de Barajas

La víctima avisó a la policía desde el maletero de su propio coche

Armado con una pistola y cubierto el rostro con un pasamontañas, un hombre secuestró ayer por la mañana a una mujer que había ido a hacer unas gestiones a una empresa del distrito de Barajas. Tras amenazarla y obligarla a meterse en el maletero de su propio coche, sacó dinero con la tarjeta de crédito de la víctima en un cajero automático de Torrejón de Ardoz (118.400 habitantes), municipio donde fue descubierto por la policía. La mujer, en el maletero, pudo avisar desde su teléfono móvil a su marido y a la Policía Nacional, lo que permitió su liberación, según informaron fuentes de la investigación.

El secuestro exprés comenzó alrededor de las 9.30 cuando la mujer, de nacionalidad colombiana, acudió a la calle de Riaño a hacer una gestión, supuestamente en una empresa de importación y exportación de Barajas Pueblo. Cuando estaba bajándose de su coche, un Ford Focus, la abordó el encapuchado. Este la obligó a meterse en el maletero, pero no le quitó el teléfono móvil. La mujer pudo avisar a través de mensajes de texto de lo que le estaba ocurriendo a su marido y a un compañero de trabajo (supuestamente su jefe). En un momento dado, también llamó al 091 y le salió la comisaría de Torrejón de Ardoz, cuyos agentes fueron alertados de manera inmediata de la detención ilegal.

El captor, que sacó 450 euros de un cajero, huyó a pie tras cruzar la A-2

Mientras, el marido acudió al puesto de la Guardia Civil de Pinto, donde reside el matrimonio, y denunció lo ocurrido. Facilitó la matrícula y las características del vehículo. Los agentes del instituto armado alertaron del secuestro a la Policía Nacional y a sus compañeros de la Agrupación de Tráfico.

Los policías nacionales centraron sus pesquisas en el municipio del corredor del Henares ya que la entrada de la llamada en la sala de Torrejón indicaba que la mujer se encontraba por la zona. O al menos lo había estado cuando había logrado comunicar con ellos.

Mientras, el secuestrador paró ante un cajero automático e hizo un reintegro de unos 450 euros. Después continuó en coche su camino. Un radiopatrulla le detectó a las once de la mañana en la avenida de las Fronteras de Torrejón, cuando se dirigía en sentido a Zaragoza por la autovía de Barcelona (A-2). Al detectar la presencia policial, el hombre intentó huir a toda velocidad pero sufrió un accidente y colisionó a la altura del kilómetro 23. Se bajó del vehículo y escapó a la carrera. Se dejó caer por un terraplén y cruzó a pie la carretera nacional, pese al denso tráfico que había en ese momento. Logró huir tras esquivar varios coches. La policía le perdió la pista, pese a que se desplazaron a esa zona varios patrullas, incluso de la Guardia Civil.

Los policías abrieron el maletero del Ford Focus y encontraron a la mujer ilesa. Fue trasladada al Grupo de Policía Judicial donde prestó declaración. Los especialistas de Policía Científica condujeron el vehículo a sus dependencias para inspeccionarlo, en busca de huellas y de restos de ADN que permitan detener al secuestrador. Los investigadores están comprobando las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad instaladas en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de noviembre de 2011