Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | 12ª jornada de liga

Medio siglo esperando este derbi

El Levante recibe al Valencia por delante en la clasificación por primera vez en casi 50 años

Una rivalidad desdeñada por los valencianistas, que se sintieron durante décadas muy superiores, puede (re)nacer esta noche en el Ciutat de València (22.00, La Sexta). El Levante no espera un lleno, porque parece imposible llenar este estadio, pero sí una entrada superior a los 18.000 espectadores, lo que sería un récord esta campaña, por encima de los 17.676 de la visita del Real Madrid. Ha tenido que pasar casi medio siglo, desde la temporada 1964-65, para que el Levante vuelva a medirse al Valencia en una situación de privilegio: dos puntos más, dos goles más a favor y dos menos en contra, tercero en la tabla, un puesto por encima. Les separa un océano económico de 80 millones de euros más de presupuesto a favor del Valencia.

El hincha granota, condenado durante décadas a mirar desde abajo a su poderoso vecino, puede presumir de un conjunto admirado. Visto con buenos ojos incluso por la mayoría valencianista, que reconoce valores como el esfuerzo, la humildad y el oficio de un puñado de futbolistas despreciados por sus antiguos equipos.

La expectación viene acompañada por la concordia, impulsada tanto por sus presidentes, Quico Catalán y Manuel Llorente, como por sus entrenadores, Juan Ignacio Martínez (JIM) y Unai Emery. A estos últimos les une un respeto mutuo desde el fútbol modesto. Han compartido charlas, fotos y elogios, aunque saben que las flores se acaban esta noche. Tras perder su primer partido ante Osasuna (2-0) la pasada jornada, el Levante recupera a sus laterales titulares, Javi Venta y Juanfran. El Valencia viene castigado por el partido de Champions del martes, aunque reforzado anímicamente por haber superado al Leverkusen (3-1). El balón está en el aire. El cuadro de JIM lo cederá, como acostumbra, pero el de Emery tampoco está a gusto con la pelota si no está Banega, lesionado. Su puesto lo ocupará Tino Costa, mucho más directo en su juego. Y más desastrado. Ambos temen la velocidad a la contra y la pegada del otro, así como el olfato goleador de dos atacantes inspirados: Juanlu en los granota (cinco tantos) y Soldado en los valencianistas (seis).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de noviembre de 2011