Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margallo: "El objetivo de déficit en 2012 se debe cumplir sí o sí"

El eurodiputado propone trasladar la progresividad fiscal al gasto público

José Manuel García Margallo, eurodiputado del PP, considera irrenunciable cumplir los objetivos de déficit del Estado fijados por la Unión Europea que establecen una desviación máxima del gasto público del 6% en 2011 y la reducen al 4,4% en 2012.

Los grandes trazos del programa electoral del PP que ha avanzado Mariano Rajoy, candidato a la presidencia del Gobierno, parten de la base de que España cumplirá sus objetivos para 2011, pero García Margallo, como muchos otros en el seno de su partido, alberga ciertas dudas al respecto. "Creo que nos desviaremos un punto o punto y medio hasta el 7% o el 7,5%".

El eurodiputado ofrecerá hoy a las 18.00 una conferencia en la Fundación Bancaja sobre los Deberes del Nuevo Gobierno en relación con el sistema financiero, pero ofrece su opinión sobre esos deberes en otros ámbitos. "Lo primero que tendrá que hacer el nuevo Gobierno es un diagnóstico cabal de la situación, es posible que aflore un déficit oculto en el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), en la tarifa eléctrica...".

"Habrá que vender AENA, Loterías, Paradores o lo quede"

García Margallo dibuja "la línea roja" para el nuevo Gobierno en el estricto cumplimiento del déficit para 2012, una estrategia que exigiría reducir unos 30.000 millones de euros la distancia entre gastos e ingresos públicos en un año la desviación supera el 6% este año. "El objetivo del 4,4% de déficit en 2012 es sí o sí. Habrá que vender AENA, Loterías, Paradores o lo que quede. Ajustar las inversiones. Revisar el gasto de las comunidades autónomas. Hay que darle la vuelta al país".

Respecto a los servicios públicos, el eurodiputado sugiere que el problema no reside en recortar el gasto sino en "cómo se financia el estado de bienestar". García Margallo considera un error, por ejemplo, que los trabajadores en activo soporten en exclusiva el coste de las pensiones. "Cada vez hay más pensionistas por trabajador y no se pueden subir más las cotizaciones sociales porque suponen un coste laboral que resta competitividad".

¿Cuál es la alternativa? "Armonizar la base imponible del impuesto menos lesivo". ¿Cuál? El eurodiputado evita pronunciarse pero alude a las grandes líneas de futuro trazadas por el Libro Verde de la Unión Europea que apunta hacia un tipo único de IVA que grave todo el consumo, una reforma fiscal que elevaría los ingresos del Estado en torno a un 45%.

García Margallo cree ilusorio garantizar la progresividad fiscal a través de gravar los ingresos, puesto que las rentas del capital pagan menos que las rentas del trabajo. Y propone "trasladar la progresividad al gasto público, gastar más entre las personas que menos tienen".

Respecto al sistema financiero, plantea resolver "un triple problema de confianza" que afecta "al Estado prestatario; al canal financiero, el más castigado de Europa después del griego; y a la sociedad española, incapaz de crecer bajo la gestión del actual Gobierno".

Para restaurar la confianza, García Margallo exige al Estado "no gastar por encima de sus posibilidades"; trasladar a los accionistas el grueso del coste de sanear el sistema financiero porque el recurso al dinero público "debe ser lo último"; y una profunda reforma laboral que permita a la economía española crear empleo con bajos crecimientos. "Hay que romper el mito de que en España solo se crea empleo cuando la economía crece por encima del 2%".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 2011