Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los Presupuestos de 2012

Educación acelera las oposiciones para evitar un veto del Gobierno

La Junta quiere convocar las plazas antes de que haya presupuesto estatal

Andalucía volverá a convocar oposiciones para docentes este curso. El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, lo anunció en septiembre y se ha reafirmado esta semana en el Parlamento regional. Su equipo reconoce que está acelerando el paso "para cuánto antes tener los deberes hechos" y cerrar la oferta de empleo público docente, que este año irá destinada al colectivo de profesores. Lo que pretende Educación es evitar que el próximo Gobierno central pueda plantear problemas para que Andalucía vuelva a convocar oposiciones.

En la cabeza de los responsables de la consejería está el conflicto que se generó el pasado curso con un Gobierno central amigo. El Ministerio de Economía estuvo a punto de recurrir la oferta de empleo público de la comunidad. La Abogacía del Estado tenía redactado el recurso para presentarlo ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía cuando la Junta y el Gobierno cerraron un acuerdo en el último minuto. El departamento de Elena Salgado entendía que Andalucía se saltaba las restricciones fijadas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado a la hora de reponer las bajas (fundamentalmente por jubilaciones) que se producen en el sistema. En las cuentas se establece que solo se pueden cubrir tres de cada diez bajas.

Debido al adelanto electoral todavía no existe una ley de presupuestos para 2012, cuando se celebrarán las oposiciones andaluzas. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se ha negado a prorrogar los Presupuestos y será el siguiente Ejecutivo el que decida si los modifica o si realiza unos nuevos. Hasta finales de diciembre no se espera que esté constituido el nuevo Gobierno central.

Ante este panorama de incertidumbre, la Consejería de Educación está trabajando con la hipótesis de que las mismas restricciones presupuestarias se mantengan. Y aplicará la misma fórmula legal que cerró el año pasado con Economía: parte de las plazas que se convoquen se presentarán como consolidación de empleo de interinos.

El Estatuto Básico del Empleado Público (de 2007) contempla que se realicen oposiciones para consolidar los puestos o "plazas de carácter estructural (...) que estén dotados presupuestariamente y se encuentren desempeñados interina o temporalmente con anterioridad al 1 de enero de 2005".

Según la Consejería de Educación, dentro del sistema de enseñanza pública hay en este momento alrededor de 1.750 profesores interinos que entraron antes de 2005. A esta cifra se le podría sumar ese 30% de reposición que fijan los presupuestos de 2011. "Es una solución absolutamente ajustada a derecho", sostiene la consejería. Pero, ¿qué ocurrirá si el nuevo Gobierno cambia o aprueba unos nuevos Presupuestos con otras restricciones? Educación no cree que se pudieran frenar las oposiciones, porque la nueva norma tendría "casi carácter retroactivo". De ahí que el departamento de Álvarez de la Chica esté acelerando la configuración del decreto de oferta de empleo público para aprobarlo lo antes posible y evitar un veto estatal.

Respecto a las plazas que se ofertarán este año, la consejería sigue trabajando para cerrar la cifra. La intención de Educación es cubrir el 100% de las salidas del curso pasado, aunque luego se presente jurídicamente como consolidación de empleo. A fecha de 18 de octubre, la consejería había contabilizado 1.105 jubilaciones de profesores. Además, en el proyecto de Presupuestos andaluces se prevé una ampliación de la plantilla de 492 profesores. La cifra final podría rondar las 1.600 plazas para las oposiciones, aunque este asunto no está cerrado. A diferencia de las oposiciones del año pasado, que iban destinadas a los maestros, en el caso de los profesores hay cientos de especialidades de ESO, FP y enseñanzas de régimen especial. Por lo que es más complicada la elaboración de la oferta de empleo público.

Menos ventajas de los interinos

Las oposiciones de este año, además de estar envueltas en la incertidumbre por el cambio en el Gobierno central y coincidir con año electoral en Andalucía, también serán diferentes. Se regirán por primera vez por el sistema contemplado en el real decreto 276/2007 de ingreso en los cuerpos docentes. Esa norma se aprobó en 2007 como desarrollo de la nueva Ley Orgánica de Educación. Pero en el real decreto se fijó un periodo transitorio en el que las pruebas ofrecían importantes ventajas a los interinos respecto al resto de opositores.

Ese periodo se ha terminado. La Junta ha convocado 30.071 plazas de profesores y maestros en las oposiciones desde 2007 y más del 80% han sido para interinos. El sistema de oposición cambia considerablemente. Hasta ahora, había una única prueba. En las de este curso habrá dos, que tendrán carácter eliminatorio. La primera prueba estará dividida a su vez en dos. Una primera práctica y otra de desarrollo de un tema. Para poder pasar a la siguiente fase se necesitará tener de media un cinco en ambas y en ninguna de las dos subpruebas se podrá sacar menos de un dos sobre diez. La segunda prueba estará compuesta por una programación y la exposición de una unidad didáctica, que los interinos no podrán sustituir por un informe de su actividad profesional como hasta ahora. La oposición supondrá dos tercios de la nota del concurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de octubre de 2011

Más información