Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

36 candidatos para juzgar a Camps

Un bombo muy poco solemne, del que se extrajo una bola con el número 28, dio inicio ayer a la formación del jurado que juzgará al expresidente de la Generalitat Francisco Camps y al exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa a partir del próximo 12 de diciembre. Ambos están acusados de aceptar dádivas de la trama Gürtel en la misma época en que, según la Fiscalía Anticorrupción, la red rapiñaba las arcas de su Gobierno y contribuía a financiar ilegalmente al Partido Popular de la Comunidad Valenciana.

La extracción de la bola fue el único elemento mecánico de un proceso del que se encarga básicamente la informática. El número 28 fue introducido en el único ordenador de la Ciudad de Justicia de Valencia que cuenta con la aplicación de formación del jurado. El programa devolvió en un momento el nombre de 36 ciudadanos, 20 hombres y 16 mujeres cuya identidad no es pública. Todos ellos están censados en la provincia de Valencia ya que, tal como marca la ley, han de pertenecer a la misma provincia en la que se han cometido los supuestos delitos. Sucesivas cribas irán reduciendo el número de candidatos hasta dejarlos en 11, de los que nueve serán miembros del jurado, y los otros dos suplentes.

Los 36 nombres de partida se tomaron de un fondo de ciudadanos que se elige cada dos años, también por azar, del censo electoral de la provincia en función del número de causas con jurado que están previstas. En el último sorteo, en 2010, se eligieron a 3.000 personas (de un universo de 1.873.229). El primer filtro de incompatibilidades los redujo a 2.372, y de ellos se han elegido a los 36 candidatos a juzgar a Camps y Costa.

El acto de ayer fue el último público hasta que el jurado quede constituido y empiece el juicio, que podría durar una o dos semanas. Los 36 preseleccionados pueden ahora presentar excusas, que serán dirimidas en una vista a puerta cerrada. Si tras ese trámite el número baja de 20, el proceso volverá a empezar. Las dos defensas podrán recursar a cuatro candidatos, tras interrogarlos, sin alegar motivo alguno. Y las dos acusaciones, fiscalía y socialistas, a otros cuatro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de octubre de 2011