Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran indigna a CiU al insistir en las terapias psicológicas para homosexuales

Dirigentes nacionalistas ven "lamentable" el mensaje del democristiano

La lista de agraviados de la campaña de Josep Antoni Duran i Lleida se amplió ayer a los homosexuales con una nueva polémica alentada por el candidato de Convergència i Unió. Si la semana pasada las críticas de Duran eran para los receptores del PER en Andalucía -cobran "para pasarse el día en el bar del pueblo"- el democristiano insiste ahora en una vieja idea ya expresada con anterioridad: que los homosexuales pueden cambiar su orientación sexual con la ayuda de un psicólogo.

En una entrevista en Vanity Fair, Duran vuelve a defender una idea que ya le provocó una lluvia de reproches el año pasado: "Si hay un homosexual o un heterosexual que libremente acude a un psicólogo solicitándole ayuda porque cree que necesita un cambio en su sexualidad, tiene todo el derecho".

Las palabras del dirigente democristiano han provocado reacciones airadas dentro de la propia CiU. Entre los dirigentes indignados se encuentra el diputado y compañero de lista de Duran, Carles Campuzano, una de las voces más respetadas del ala progresista del partido. A través de su cuenta de Twitter, Campuzano recordó a Duran que CiU es "quizá la fuerza con más cargos gays" y negó que haya que sugerir a los homosexuales que vayan al psicólogo. "Ni creo que nadie pretenda recomendarlo", añadió Campuzano.

Otra diputada, Mercè Pigem, subrayó también a través de Twitter que la homosexualidad no es una "enfermedad". "Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) tiene las listas llenas de gays", recalcó.

La dureza de las declaraciones de Duran i Lleida las últimas semanas están inquietando a los sectores más progresistas de la federación nacionalista, que temen perder el favor de sectores próximos al Partit dels Socialistes que les votaron en las elecciones autonómicas. El alcalde de Figueres y Diputado autonómico, Santi Vila, puso ayer esta reflexión negro sobre blanco en su blog. Tras calificar de "lamentable" la opinión del líder de Unió Democràtica, Vila admitió que es un torpedo al ala socialdemócrata del partido. "Justo cuando más nos cuesta hacer comprender la necesidad de los recortes y de sacrificios sociales, es realmente inoportuno que Duran ataque el ala progresista de CiU y del conjunto del país con apreciaciones gratuitas sobre los homosexuales o sobre su confesión religiosa", dijo el alcalde. También las juventudes de Convergència Democràtica salieron en tromba contra Duran, al que acusaron de defender ideas que no son las mayoritarias dentro de CiU.

En junio de 2010 Duran ya inició la polémica con los homosexuales cuando salió en defensa de los psiquiatras que se ofrecen para curar la homosexualidad. Ante el alcance de la polémica, Duran intentó ayer templar los ánimos, pero sin rectificar. "Si un homosexual libremente desea ir al psicólogo tiene derecho a ir", dijo, recordando que nunca ha tratado la homosexualidad como "una enfermedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de octubre de 2011