Reportaje:TALENTOS QUE ARRIESGAN

Filtros vegetales para el desarrollo

Aquaphytex factura dos millones de euros depurando aguas residuales

Irónico, inteligente y, sobre todo, defensor del topalantismo, una filosofía de vida de la que es máximo defensor en conferencias y foros de Internet, "en la vida hay que tirar pa lante, ser un enamorado de las ideas, un convencido de que los errores solo son parte del aprendizaje". Así es Pedro Tomás Delgado Ortiz, fundador de Aquaphytex

una empresa que, desde su sede en Badajoz, ha acabado por convertirse en pionera en Europa en la producción biotecnológica, instalación y mantenimiento de materia vegetal para su uso en sistemas de depuración de aguas residuales.

Méritos que han hecho de este emprendedor pacense un recolector de premios empresariales: Premio de Honor Europeo de Jóvenes Emprendedores (2005); finalista en las Acciones sobre el Agua de la Cumbre de Kioto; Premio Nueva Empresa Extremeña (2006); Premio Emprendedor XXI (2010), promovido por La Caixa y por la Empresa Nacional de Innovación... y ser uno de los 25 representantes españoles (Campofrío, Gamesa, Gas Natural Fenosa, Indra, Iberdrola, Repsol, Telefónica...) en los prestigiosos European Business Awards de 2011.

Sentado en la mesa de reuniones de Ogesa, socio financiero de Aquaphytex, Pedro dice que dejó de estudiar aburrido de un sistema educativo que no le ofrecía estímulo alguno. "Creo que si hubiera seguido sentado en mi pupitre, ahora Aquaphytex no existiría. Esa decisión me permitió dedicarme plenamente a mi proyecto empresarial. No me arrepiento de haber dado el paso, aunque soy una persona que continúa estudiando y leyendo muchísimo", dice.

La propia historia de Aquaphytex empezó con una lectura. "En 2004 cayó en mis manos una revista que contaba las primeras experiencias que se estaban haciendo en la Universidad Politécnica de Madrid con la tecnología FMF [filtro de macrofitas en flotación]". Entonces supo que las macrofitas son una familia de plantas acuáticas, presentes en humedales como Doñana o el delta del Ebro, que aportan al agua el oxígeno que necesita para no degradarse. "Esta planta, además, segrega ácidos que eliminan las bacterias patógenas del agua", señala Delgado. El efecto final es que los juncos logran depurar todos los contaminantes del humedal en el que crecen "sin producir olores, fangos o residuos sólidos". Impactado por la lectura, el emprendedor se puso en contacto con Vicente Torres y Pablo Riesco, padres y comercializadores de esta tecnología a través de la firma Hidrolution, para proponerles desarrollarla a gran escala. "Había que planificar la plantación de las macrofitas con un sistema de anclajes entrelazados, de tal manera que consiguiéramos verdaderas islas flotantes", señala el responsable de la empresa, hoy socia de Hidrolution.

Pedro Tomás se considera afortunado de haber podido aprovecharse de la Sociedad de la Imaginación, una herramienta de ayuda al emprendimiento lanzada por Juan Carlos Rodríguez Ibarra (expresidente de la Junta de Extremadura). "Se trataba de que, a imagen de los mecenas de la Edad Media y el Renacimiento, personas de prestigio e influencia, como Felipe González o Ana Patricia Botín, aportaran su influencia y contactos para garantizar y tutelar un proyecto como Aquaphytex". Así es como esta compañía, que empezó con una modesta instalación en Garbayuela (Badajoz), ha acabado por convertirse en líder europeo de la producción, instalación y mantenimiento de materia vegetal para uso en sistemas de depuración de aguas residuales, con dos millones de euros de facturación en 2010 y 35 empleados.

Y todo ello desde una responsabilidad corporativa que, por ejemplo, ha llevado a Aquaphytex hasta Tacharane (sur de Malí) a depurar aguas "de la mano de una ONG y un contratista local". Después de un intento de secuestro del emprendedor durante uno de sus viajes, afirma: "Estamos comprometidos con aquella gente, así que fuimos y seguiremos yendo todas las veces que sea necesario", se ha instalado una planta de depuración que reducido en un 75% la mortalidad infantil y ha erradicado el cólera. -

Proyectos

- Además de negociar con grandes empresas para acometer contratas -instalación de filtros

en aeropuertos, fábricas, polígonos industriales...-, piensa seguir con proyectos de cooperación internacional en África y América Latina.

Perfil

- Pedro Tomás Delgado, hijo de un ama de casa y de un carpintero ebanista que participó en la restauración del monasterio de Guadalupe, dejó sus estudios a los 17 años por una formación autodidacta que le llevó

a fundar Aquaphytex.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de octubre de 2011.

Lo más visto en...

Top 50