Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:FERIT SAHENK | Presidente del Grupo Dogus y accionista mayoritario de Garanti

"Vamos a hacer compras junto al BBVA en Europa del Este"

Para Ferit Sahenk, el mundo está lleno de oportunidades. A punto de desembarcar en Madrid para participar en el I Foro Turquía, un puente a nuevos mercados, el presidente del Grupo Dogus y accionista mayoritario del Banco Garanti, en el que el BBVA posee una participación del 25,01% (Dogus tiene un 24,23% y el resto cotiza en Bolsa), habla en su oficina de Estambul de las oportunidades de expansión que su país ofrece. Su grupo es una de las insignias del milagro turco: una economía cuyo PIB creció un 9% en 2010 y con una tasa de crecimiento medio prevista para los próximos años del 7%, según la OECD. A pesar de las dudas sobre el recalentamiento de la economía y el aumento del déficit, Turquía cuenta con tres atractivos importantes: un mercado interno con 70 millones de consumidores, ventajas fiscales e incentivos empresariales y un área de influencia que abarca los Balcanes, norte de África, Oriente Próximo y el Cáucaso. Para Sahenk, cuya cartera incluye más de 124 compañías, "las oportunidades de negocio para los próximos años están en la órbita turca" y asegura que el BBVA es el socio adecuado para aprovecharlas.

"La asociación estratégica entre los dos bancos ha sido fantástica"

"La crisis europea es una oportunidad y tenemos el socio adecuado"

"Turquía es un mercado muy atractivo para quien quiera crecer"

Pregunta. Se va a cumplir un año del anuncio de la entrada del BBVA en Garanti, y aún no ha trascendido ningún intercambio de tecnología o de conocimientos...

Respuesta. Puede parecer que no hemos empezado a hacer nada, pero los equipos directivos de España y Turquía se están reuniendo. En los próximos días un equipo de Garanti viajará a América Latina para explorar las áreas estratégicas. Cuando vuelva empezaremos a intercambiar experiencias abiertamente. El BBVA es un banco único para nosotros. Conoce el mercado bancario internacional, especialmente los mercados emergentes como el latinoamericano. También tiene una gran experiencia en los pequeños negocios (pymes), en la gestión de activos y en el área de las pensiones e hipotecas, que nos será de gran ayuda en el futuro. Garanti, por otro lado, tiene gran experiencia en el campo del branding para tarjetas de crédito y otros productos de banca minorista. Y por supuesto, el conocimiento de nuestro grupo sobre Oriente Próximo, Europa del Este y Rusia, que ayudará a la expansión del BBVA por esta área.

P. ¿Cómo es la relación entre los equipos directivos?

R. El BBVA es un grupo bancario, y por tanto hablamos el mismo idioma. La asociación estratégica entre los dos grupos ha sido fantástica. Y en el plano personal ha sido incluso mejor de lo que yo esperaba. La similitud entre la cultura turca y española hace que sea fácil llegar a un entendimiento y a construir una relación de confianza. La segunda vez que nos reunimos con la junta del BBVA supe que esta era la institución con la que deberíamos ser socios. Desde entonces, el entendimiento se ha reforzado, y ya tenemos a gente de España trabajando en las oficinas de Garanti.

P. Dogus negoció con otros bancos. ¿Qué le aporta el BBVA para haber firmado un acuerdo que le cede dentro de cinco años la gestión del banco, parte fundamental del holding familiar?

R. El BBVA fue siempre nuestra primera opción. Escogimos el BBVA por la calidad de la dirección y por conocer el mercado adecuado. Algunas instituciones tienen prisa por comprar la mayoría o incluso todo, y el Grupo Dogus quiere continuar en el sector bancario. Así que, incluso si el BBVA se hace con la mayoría de las acciones en cinco años, mientras nosotros aportemos valor y nuestra asociación siga siendo buena, seguiremos en el banco.

P. Finalizar la compra de Garanti en cinco años, ¿no es un plazo demasiado largo?

R. Es una opción que el BBVA tiene, pero la decisión es suya. No creo que sea un plazo demasiado largo, ni que pueda crear ningún tipo de riesgo. Nuestros niveles de capital ponderado por riesgo están muy por encima de los estándares europeos, estamos en un 12,5%-13%, lo que nos permite realizar adquisiciones, no solo en el extranjero, sino también dentro de Turquía. Es cuestión de que el BBVA se decida a materializar esta oferta que se le ha hecho.

P. Se dijo que Dogus tenía interés por entrar en la banca europea. ¿Hay alguna operación?

R. Dogus ya tiene un Garanti Bank en Rumanía, y a pesar de la crisis, su crecimiento es muy bueno. Muchas entidades europeas entraron en Europa del Este durante el proceso de integración, pero por falta de conocimiento sobre mercados emergentes no obtuvieron un buen rendimiento. Sin embargo, Turquía tiene experiencia. Conocemos el patrón de conducta de estos mercados y cómo van a evolucionar. Junto con el BBVA, tendremos la oportunidad de expandirnos en Europa del Este y hacer algunas adquisiciones en los próximos años. Aparte de Europa, el norte de África y Oriente Próximo también ofrecen muchas posibilidades.

P. ¿Cómo ha afectado la crisis del euro y la depreciación del BBVA al acuerdo y a las relaciones entre ambos?

P. Yo no miro la capitalización bursátil de las instituciones, porque no reflejan la realidad. Miro a la directiva, al balance, a los distintos ratios bancarios. Creo que con el BBVA vamos a aprovechar la actual coyuntura para expandirnos. Vemos la crisis europea como una oportunidad y tenemos el socio adecuado. BBVA y Garanti tenemos la capacidad de hacer juntos cualquier tipo de adquisición y ambos socios estamos comprometidos con esta idea de expansión.

P. Turquía ha disfrutado de un gran crecimiento en los últimos años, y las previsiones son muy alentadoras. ¿Cuáles son las áreas más atractivas para los inversores extranjeros?

R. En 2005 Turquía empezó a salir de la crisis en la que cayó en 2001. Fue una crisis muy profunda, pero Turquía tomó decisiones valientes para superarla. Gracias a estos cambios, el sector privado floreció y sigue desarrollándose. Hoy en día, a pesar de la situación mundial, nuestro panorama macroeconómico es correcto y seguiremos apostando por las privatizaciones. Somos un mercado muy atractivo para quien quiera expandirse, con una gran variedad de sectores: finanzas, automoción, agricultura, turismo y toda su infraestructura. Y sobre todo esto, el sector de bienes de consumo, e incluso el tecnológico, que está creciendo más rápidamente de lo esperado. Por supuesto, aparte del mercado local, Turquía ofrece un potencial de exportación en Oriente Próximo y norte de África muy importante.

P. ¿Cuánto cree que va a durar este boom?

R. Turquía está bien posicionada, pero si tus vecinos tienen la gripe, es muy difícil no contagiarse. Para evitarlo debemos seguir por el mismo camino de los últimos años. El déficit en las cuentas del país es nuestra asignatura pendiente. Si lo disminuimos, creo que Turquía puede alcanzar la calificación de grado de inversión. Estamos a punto de conseguirlo.

P. Hay voces que critican la respuesta de UE a la crisis. ¿Está Turquía todavía interesada en unirse al club de los 27?

R. Yo aún creo en ello. Para ser sincero, creo más en los principios de la Unión Europea que en ser miembro de ella. Porque si Turquía abraza estos principios y los implementa, se convertirá en un amigo y socio natural de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de octubre de 2011