Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El calor dispara la presencia de alga tóxica en el Umia

Aunque asegura que aún "no hay motivo para disparar las alarmas", el alcalde de Caldas, Juan Manuel Rey, no oculta su preocupación ante los resultados de las últimas analíticas en el embalse del Umia y el aspecto que presenta el agua, teñida ya por la concentración de algas. Mientras el 22 de septiembre los controles registraron cero células de microcistina por mililitro en las paredes del embalse antes de depuración, solo siete días después los análisis arrojaron un total de 1.500 células. Aunque los índices están por debajo de los parámetros de alerta -que se sitúan en cinco puntos por encima de los actuales-, las altas temperaturas han multiplicado la presencia de esta alga, por lo que la situación podría empeorar al tener la toxina efectos acumulativos.

Augas de Galicia ha anunciado que realizará analíticas de contraste de la toxina, aunque advierte que solo es detectable a partir de 0,6 microgramos por litro y que los últimos valores detectados estaban en 0,5. El organismo de la Xunta insiste, por tanto, en que los indicadores "están dentro del rango de agua potable".

El temor a que se reproduzca la caótica situación de septiembre del pasado año, cuando fue necesario el aprovisionamiento de agua en cisternas a la población de Caldas por parte de la Xunta, desató este fin de semana todas las alarmas en el colectivo ecologista Adega. Los ecologistas denunciaron "niveles récord de microcistina y todo ello a pesar de los tratamientos en el embalse y en la estación depuradora".

Agua potable

En 2010 los niveles máximos se alcanzaron el 29 de septiembre (28.500 células), cuando se obstruyeron los sistemas de depuración y se redujo a mínimos el flujo de agua potable. "Aquella situación está muy lejos de los que tenemos ahora", apunta el alcalde. "Confío en la depuradora pero, aunque al día de hoy el escenario es de tranquilidad, no puedo vaticinar qué va a pasar mañana si seguimos así", puntualizó Rey.

El alcalde reclama a Augas de Galicia que aclare qué efectos está teniendo el tratamiento con eucalipto que se impulsó en julio para combatir la microcistina. Aunque hace dos semanas el organismo dijo que no darían datos del proyecto experimental hasta no tener resultados definitivos, ayer un portavoz avanzó que sí valorarán la incidencia de la corteza de eucalipto ante la actual situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de octubre de 2011