Loterías achaca el fracaso de la OPV a los bancos

Martínez revela que el lunes le dijeron que solo se cubriría el 20%

No ha habido "confabulación" pero sí "intereses" de "algunos bancos" colocadores que han frustrado la privatización del 30% del capital de Loterías. El presidente de la sociedad, Aurelio Martínez, compareció ayer ante los medios de comunicación para explicar por qué finalmente no habrá oferta pública de venta (OPV) de Loterías, pese a que hasta hace pocos días él mismo consideraba casi imposible que se quedase en la cuneta.

Martínez insistió en la explicación que ofreció Economía la noche del miércoles: aceptar el rango de precios que querían los bancos hubiese supuesto "malvender" la empresa. Los precios que ofrecían los bancos valoraban la empresa entre 17.000 y 20.000 millones, por debajo del valor en libros (20.500 millones).

Las acciones "competían a corto plazo con los pasivos bancarios"

Pero añadió algunos datos que dibujan un panorama de cierta falta de interés de los bancos en colocar a sus clientes acciones de Loterías. "Desde el lunes nos dijeron que solo garantizaban que se colocase el 20%" del capital en vez del 30% que pretendía el Gobierno. Esto es, solo podían recaudar unos 4.000 millones de euros frente a los 7.000 previstos.

Eso, explica Martínez, planteaba muchas dificultades por la normativa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, pero la "variable determinante de verdad fue el precio". El miércoles por la mañana el rango de precios que se ofrecía "suponía exigir una rentabilidad del 11% o 12%", muy por encima de la que dan los valores del Ibex o el Dow Jones, explicó. ¿Por qué? "Nadie me contestó", dice Martínez.

El presidente de la empresa pública detalló que los informes de analistas (que no entregó por ser "confidenciales") que le llegaron hasta el 19 de septiembre daban rangos de valoración de entre 18.000 y los 32.000 millones, con una media de unos 25.000. Pero la semana siguiente, cuando los bancos empezaron a sondear a más de 800 posibles destinatarios de las acciones empezaron a ver las cosas de otra manera, explica. No avisaron y el viernes 23 el Consejo de Ministros autorizó la operación. ¿Por qué no evitaron el ridículo del Gobierno? "Están a otras cosas", dice Martínez.

No quiere "echar la culpa a nadie" de la anulación de la salida a Bolsa, pero señala un elemento clave. Las acciones de Loterías "competían directamente con los pasivos bancarios" y los objetivos de capitalización de la banca a corto plazo "hasta el 31 de diciembre".

Martínez relató que sondeó lo que estaban haciendo los bancos colocadores (Santander, BBVA, JP Morgan Chase, Goldman Sachs, UBS y Credit Suisse) a través de un amigo y comprobó, con gran enfado por su parte, que uno español y otro extranjero no se molestaban en informar a sus clientes cuando preguntaban por las acciones de Loterías.

También analizó la influencia que ha podido tener en la formación del precio las virulentas críticas del PP a la operación y la situación de los mercados, que a su juicio en ningún caso justifica las altas rentabilidades exigidas. Martínez aseguró que no tiene datos, solo "hipótesis y sentimientos" que le conducen a aventurar que en los mercados caló cierta sensación de que el Estado necesitaba ese dinero con urgencia, por lo que se apostó por un descuento importante en el precio. Y ello pese a que siempre se ha recalcado que el dinero obtenido no se podía destinar legalmente a reducir déficit (sí la deuda pública).

Las críticas del PP "inconscientemente" pone "nerviosos" a los inversores, aceptó, pero negó que hayan pesado en la decisión de anular la operación por parte del Gobierno.

Pero no hay mal que por bien no venga y la anulación de la OPV fortalece la imagen de España. "Debilidad hubiese sido si te tragas 18.000 millones en lugar de los 21.000 que esperabas", dijo. Y aclaró que la asesoría de la operación costó un millón de euros y cuatro la campaña publicitaria.

El presidente de Loterías, Aurelio Martínez, en la rueda de prensa de ayer.
El presidente de Loterías, Aurelio Martínez, en la rueda de prensa de ayer.CLAUDIO ÁLVAREZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS