Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Colegio de Médicos, contra el modelo catalán de recortes de sueldo

La presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, Rosa Fuster, aseguró ayer que si el facultativo se siente respaldado, valorado e involucrado en el sistema, es "el único" que puede cambiar las cifras de gasto sanitario. "En el bolígrafo del médico está el aumento del gasto farmacéutico, el incremento de las pruebas complementarias, la prolongación en un hospital o las bajas laborales", afirmó.

Fuster respondió de esta forma al ser preguntada por los recortes previstos en los salarios de los médicos en Cataluña. A su juicio, estas medidas previstas por el Institut Català de la Salut (ICS) son "el chocolate del loro" y cree que las "auténticas medidas de gestión no pasan por bajarle el sueldo a nadie en la sanidad pública".

Fuster recordó que en la Comunidad Valenciana ya se rebajó el pasado año el sueldo a los facultativos un promedio de unos 700 euros al mes (la rebaja del 5% del sueldo a funcionarios acordada por el Gobierno central) y con eso "no se ha solucionado nada en absoluto".

"Cuando uno pretende gestionar, lo primero que tiene que ver es los medios de que dispone, los agujeros por donde se le van y qué medidas de ahorro fundamental tiene. No tienen que basarse solo en los recursos humanos, sino en la propia gestión de los procesos", agregó. Según la presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, en la actualidad hay una "sobredemanda" de servicios sanitarios y es el médico "el único que de verdad puede frenar ese exceso". El médico "es el que, si tiene autoridad moral, se siente respaldado y no hace una medicina defensiva, puede cambiar en un momento dado las cifras del gasto sanitario".

El Colegio de Médicos de Valencia y la fiscalía firmaron ayer un convenio para frenar las agresiones a los médicos y que les permitirá denunciar el caso en la entidad colegial y que sea la fiscalía la que inicie las diligencias penales para que no queden impunes estos "atentados a la autoridad".

Solo durante este año se han denunciado en el Colegio de Médicos de Valencia 28 agresiones a facultativos, de las que tres han ido a juicio, aunque, según Fuster, "no significa nada", ya que la mayoría de las ocasiones "el médico calla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de septiembre de 2011