Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Reciclar plástico

Pues yo sí que reciclo, pero me estoy empezando a mosquear. Cuando compro en un supermercado, me cobran las bolsas de plástico (que, por cierto, han bajado de calidad drásticamente) en aras de reducir el efecto nocivo creado por este tipo de derivados del petróleo. Pero la cantidad de basura plástica que genero de un tiempo a esta parte se ha multiplicado por mucho.

Antes hacía las magdalenas con mi madre, y además de pasar una tarde entrañable solo generaba dos tipos de residuos: harina sobrante y el cartón de la magdalena vacío... a veces aún caliente.

Ahora, ya cerrado el horno en el que tan buenos recuerdos amasé, si quiero magdalenas lo más probable es que tenga que comprarlas en packs de 12. Cada pack viene retractilado en plástico, con una base más rígida hecha del mismo material. Cada una de las unidades viene a su vez retractilada en más plástico. Y la base de la magdalena ya no es de cartón. Es de frío plástico.

Entonces: ¿de qué estamos hablando? ¿Estamos hablando de reciclar todo ese plástico extra que yo antes no generaba como residuo, o estamos hablando de un nuevo pelotazo, el pelotazo del reciclaje?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de septiembre de 2011