Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE | La semana por delante

El diseño como una cuestión moral

En Jean Prouvé (París, 1901-Nancy, 1984) se daba la doble condición de arquitecto-ingeniero y artista-artesano. Se educó en Nancy, en la Lorena francesa, rodeado de los artistas de la Escuela de Nancy donde su padre ocupaba un lugar privilegiado. El hijo empezó de aprendiz a trabajar con el hierro. Y pronto despuntó en él la necesidad de aplicar la tecnología industrial al campo de la arquitectura. El espacio Ivorypress Art + Books (Comandante Zorita, 48) presenta, hasta el 12 de noviembre, la muestra Jean Prouvé 1901-1984: belleza fabricada, comisariada por Norman Foster y Luis Fernández-Galiano, dedicada a esta figura que Le Corbusier llamó el "divino hojalatero". La exposición contiene dibujos originales y fotografías, textos críticos, mobiliario y maquetas. Incluso una Casa 6x6, espectacular vivienda prefabricada para los damnificados de la II Guerra Mundial. Algunos de esos objetos es la primera vez que vienen a España. Según Foster, "Prouvé consideraba el diseño como una cuestión moral; dirigía su fábrica con unos principios igualitarios y sus empleados eran unos privilegiados; creó un ambiente de trabajo en el que diseñar y realizar formaban parte de un proceso sin solución de continuidad, y donde la investigación de nuevos procedimientos era una constante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de septiembre de 2011