Las ventas de coches suben en agosto tras 13 meses de caída

Las ventas de turismos se incrementaron en agosto tras 13 meses consecutivos de caída a pesar de que este verano está siendo el segundo peor de los últimos 20 años. Según la patronal de fabricantes, Anfac, y la de vendedores, Ganvam, el mes pasado se matricularon 47.224 turismos, el 5,9% más que el mismo mes de 2010. Sin embargo, el sector consideró que el crecimiento fue "ficticio". La razón es que los datos se comparan con agosto del año pasado, cuando las ventas fueron "exiguas" porque solo un mes antes se habían terminado las ayudas del Plan 2000E y el IVA había subido dos puntos.

Las ventas de turismos acumulan en lo que va de año una caída del 22,2% respecto a los ocho primeros meses de 2010. Y de momento, los fabricantes y vendedores no ven ningún elemento "a corto plazo" que arroje algo de optimismo. El mercado laboral no logra recuperar el pulso, el consumo no remonta y los planes de austeridad de las Administraciones alejan la posibilidad de planes de estímulo para el sector.

Más información
Seat lanzará a finales de año un coche urbano pequeño

El leve incremento de ventas fue posible gracias a la recuperación del aumento de pedidos procedentes de empresas. Estas concentraron una de cada cuatro transacciones. En total, realizaron 18.224 compras en agosto, el 30,4% más que el año anterior. También las compras de compañías de alquiler de vehículos se incrementaron el 4,9%. En cambio, el mercado de particulares siguió hundiéndose: las compraventas bajaron el 6%, hasta las 26.736 unidades, y acumulan una caída del 41,2% en los primeros ocho meses del año.

Según las patronales, en agosto la marca que más turismos despachó fue Ford, aunque en el conjunto del año Seat sigue liderando las ventas de turismos, seguida de su matriz Volkswagen.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS