Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Ortega Cano violó el límite de velocidad, según la Guardia Civil

Ya es oficial. El torero José Ortega Cano circulaba a más velocidad de la permitida el pasado día 29 de mayo, cuando sufrió un accidente de coche en Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) en el que murió Carlos Parra, de 48 años. Así lo indican dos informes de la Guardia Civil entregados al juzgado que investiga el accidente. En ellos, y después de numerosas y minuciosas pruebas, se concluye que Ortega Cano circulaba a una velocidad superior a la autorizada en una carretera limitada a 90 kilómetros por hora.

Fuentes de la investigación han informado de que el juez de instrucción número 9 de Sevilla dispone ya de dos informes de la Guardia Civil: uno presentado el 6 de agosto por la Agrupación de Tráfico de Sevilla, que investigó el accidente ocurrido el pasado 29 de mayo, y otro entregado el 15 de agosto por el equipo de investigación de accidentes, con sede en Madrid.

La revista Interviú afirma en su último número que la Guardia Civil ha fijado en 123 kilómetros por hora la velocidad a la que circulaba Ortega Cano, algo que, según el abogado del torero, Jesús Zapatero, no se incluye en las conductas sancionadas penalmente, sino solo por la vía administrativa. En caso contrario, ha dicho el letrado, "estaríamos todos en la cárcel". Zapatero ha manifestado que, de confirmarse esa velocidad, no entraría en la calificación penal de "conducción temeraria".

Hace un mes se supo que en el sumario están también los resultados del análisis de sangre efectuado al diestro por el Instituto Nacional de Toxicología, que dio un resultado de 1,26 gramos de alcohol, cuando el límite máximo es de 0,5 gramos.

Ortega Cano se encuentra todavía convaleciente del accidente, y el 14 de septiembre será operado del colon.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de agosto de 2011