Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio minorista retrocede un 3,9% y encadena un año de caída de ventas

Las ventas del comercio minorista, uno de los principales indicadores para tomarle el pulso al consumo privado, enlazan ya un año de retrocesos. En julio, el índice que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja un -3,9% de variación interanual. Es un descenso más moderado que el de junio (-7,2%), pero aquí entra en juego la subida del IVA: en junio del año pasado, hubo un pequeño repunte de las compras para anticiparse al alza del impuesto (del 16% al 18%), que entraba en vigor el 1 de julio.

Junio de 2010 fue el último mes en el que el índice del comercio minorista, corregido el efecto de los precios y de los días festivos, mostró una tasa interanual positiva (1%). Desde entonces, las ventas de este sector han registrado, en la comparación anual, una variación negativa. Marzo marcó el punto más bajo, con un retroceso del 8,6%. La evolución del comercio se refleja en la contabilidad nacional: en el segundo trimestre, el consumo familiar cayó un 0,2% respecto a 2010.

La debilidad del consumo se deja notar en todas las ramas del comercio minorista. Las gasolineras son las que más sufren, con un descenso del 5,5% en el índice corregido, mientras que las grandes superficies caen un 3,7%. Por el contrario, es en este formato de distribución donde más se nota la merma de empleo. La ocupación baja en las grandes superficies un 2,3% respecto a julio de 2010. Solo en las grandes cadenas hay creación de empleo (1,2%), mientras que las tiendas sufren un descenso en el mercado laboral (-0,1%).

Por comunidades, Andalucía y Aragón son las que más caen en lo que va de año (por encima del 7%. Y Murcia y Asturias donde más se ha dejado notar el impacto en el empleo, con un recorte del 1,4% en tasa interanual entre enero y julio.

Al ser temporada de rebajas las ventas fueron mayores que en junio. En la comparación mensual, el índice refleja una variación cercana al 10%; sin embargo en 2010, entre junio y julio, esta fue mucho más moderada, un 6,25%, debido al adelanto de compras por la subida del IVA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de agosto de 2011