Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El preso más antiguo pone fin a una huelga de hambre de 125 días

Miguel Montes Neiro, el preso más antiguo de España, ha dejado la huelga de hambre que inició hace 125 días, el pasado 23 de abril, como medida de protesta por no habérsele concedido aún la libertad. Montes, de 61 años, ingresó en la cárcel el 7 de octubre de 1976 por desertar del Ejército y desde entonces ha ido encadenando condenas por diversos intentos de fuga y delitos; el más grave, uno contra la salud pública.

El preso, ingresado en el penal de Huelva, ha decidido abandonar la huelga de hambre ante la insistencia de su familia, que reclama asistencia médica urgente para él con el fin de que tenga "al menos, justicia hospitalaria". Su hermana, Encarnación Montes, que reside en Málaga, asegura que su vida "pende de un hilo", ya que tiene el hígado inflamado, dolor por todo el cuerpo y orina sangre, por lo que reclama que sea trasladado a un centro hospitalario para realizarle pruebas médicas.

Montes, que padece de hepatitis C y tuberculosis, según su abogado, no saldrá en libertad hasta 2021, cuando expire el cumplimiento de condenas por 24 delitos menores y cinco fugas. El Ministerio de Justicia estudia la petición de indulto que realizó su letrado el pasado abril. El 12 de ese mismo mes el Tribunal Supremo ordenó dictar un auto más claro para poder decidir sobre su excarcelación.

Esta no era la primera vez que Montes hacía una huelga de hambre. Ya en 2009 tomó la misma decisión durante 80 días para pedir su libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de agosto de 2011