Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 061 deja a 50.000 vecinos sin ambulancias por la noche

Los trabajadores de toda Galicia llaman a la huelga el día 8 de septiembre

El rechazo de los sindicatos a la supresión del turno de noche del 061 en los municipios de Baiona, Vigo, Ponteareas, Marín y Foz se materializará en una jornada de huelga el próximo 8 de septiembre. Convocada por CIG, CCOO y UGT, están llamados a secundarla todos los trabajadores de ambulancias de Galicia. Las centrales harán oficial la convocatoria el lunes, después de varias semanas de reuniones entre los trabajadores y del manifiesto descontento de algunos de los ayuntamientos afectados, como el de Marín, regido por el PP. Su corporación municipal al completo aprobó una moción en la que reclama la continuidad del servicio las 24 horas. En las empresas concesionarias del servicio preocupa, además, la pérdida de puestos de trabajo previsible por la reducción de la jornada.

El 061 justifica que al suprimir el turno se optimizan los recursos

Baiona, Foz y Marín se quedan sin su único servicio asistencial

El recorte, que según el 061 no es más que una "optimización de recursos", afecta a cinco municipios, cuatro de la provincia de Pontevedra y uno de la de Lugo y a tres de ellos, Foz (9.990 habitantes), Baiona (12.154) y Marín (25.997), los deja sin turno de noche de ambulancias asistenciales. A partir del 10 de septiembre, fecha en la que se harán efectivos los recortes, dependerán bien de un vehículo medicalizado, si lo hay en el propio municipio o en la comarca, bien de las ambulancias de los ayuntamientos vecinos. Foz, que el mes que viene se queda de ocho de la tarde a ocho de la mañana sin el servicio de su única ambulancia asistencial -la que presta un apoyo vital básico en caso de accidente o enfermedad repentina-, tendrá que recurrir en caso de urgencia al vehículo medicalizado que el Sergas destinó a la comarca en julio del año pasado. Como este hay otros nueve en toda Galicia; son mucho más sofisticados que los asistenciales, casi quirófanos móviles. La ambulancia medicalizada de Foz, la única de A Mariña, tiene su base en el mismo municipio, pero no en todos los lugares afectados por el recorte ocurre lo mismo.

En Baiona, con 12.154 habitantes, la alternativa más próxima es la de Nigrán, a escasos ocho kilómetros de distancia. La jornada del 061 en el municipio pontevedrés pasa de 24 a 12 horas todos los días de la semana, al igual que en Foz y en Marín. En Vigo, en cambio, se elimina el turno de noche los viernes y los sábados y en Ponteareas (23.316 habitantes), además de las del fin de semana, el Sergas suprime 12 horas más durante la semana, todavía sin distribuir. En este último caso, el municipio cuenta con otra ambulancia asistencial, que a partir del 10 de septiembre tendrá que afrontar el trabajo que antes se hacía con dos. Vigo se queda con su ambulancia medicalizada -la de Mos también suele prestar servicios en la ciudad - y cinco asistenciales durante los fines de semana.

"Alegan que es un asunto de organización, pero en la práctica es el inicio de los recortes en sanidad", augura Xabier Aboi, portavoz de CIG. Sostiene que la decisión del departamento de Farjas tiene más que ver con el ahorro presupuestario que con "la optimización de recursos" defendida por el 061. Aboi insiste en que el recorte provocará una merma en la calidad asistencial porque se incrementarán los tiempos de desplazamiento, sobre todo en los traslados desde las parroquias rurales.

La explicación del 061 es muy diferente. "Lo primero que queremos dejar claro es que no hay supresión, sino reasignación de recursos", insiste una portavoz. La reorganización responde, continúa, a "un plan de mejora de la red de transporte sanitario urgente" y la decisión de suprimir el servicio durante la noche en los cinco municipios atiende a "un estudio de la demanda sanitaria, la cercanía del centro de referencia y la población". Cinco ayuntamientos pierden el servicio nocturno de otras tantas ambulancias, pero el 061 asegura "que los recursos son los mismos y que la cobertura está garantizada". El plan es el mismo que hace un año señaló la urgencia de servicios medicalizados para Foz o para Sanxenxo, en este caso durante el verano. En Galicia hay 101 ambulancias asistenciales.

Enrique Blanco, presidente de la Federación Gallega de Empresarios de Ambulancias, apunta que el Sergas le ha explicado que la actividad del 061 durante la noche en estos cinco municipios era del 0.5% y que ante la necesidad de ahorro se suprimieron turnos donde había menos demanda sanitaria y otros servicios disponibles a menos de 10 kilómetros de distancia. "Me dijeron que esperaban que estos fuesen los últimos recortes", asegura.

"Precariza un servicio fundamental"

Con los recursos que ahora tiene -una ambulancia asistencial, que no trabajará de noche a partir del 10 de septiembre- el 061 de Marín se desplaza a municipios próximos cuando estos se ven asfixiados para atender emergencias. Sucede lo mismo al revés: el servicio de Pontevedra o Bueu puede atender urgencias de Marín si la ambulancia local está ocupada con otro paciente. Y por eso la supresión del servicio nocturno todos los días de la semana preocupa tanto en el municipio, cuya alcaldesa, la popular María Ramallo, se reunirá la semana que viene en Santiago con representantes de la Consellería de Sanidade para pedirle una rectificación.

"No es que quede desatendida la población de Marín. Desde nuestra base cubrimos también otros municipios. Tenemos un porcentaje altísimo de traslados desde Bueu, Pontevedra e incluso Cangas o Moaña", explica José Rosales, presidente del comité de empresa del 061 en el municipio. En Marín son ocho empleados, pero con el recorte de septiembre cuatro se quedarán sin trabajo. "Es inadmisible por mucho que el Sergas lo justifique con la crisis. Hay mil lugares en los que recortar". El servicio del 061 en Marín existe desde 1999, en parte por los accidentes laborales en el puerto. Los desplazamientos nocturnos son siempre menos numerosos que los diurnos.

La huelga del próximo 8 de septiembre no será la primera acción de protesta del sector contra la reducción de la jornada del 061 en Baiona, Vigo, Ponteareas, Marín y Foz. El día 26, los trabajadores de Marín se concentrarán ante el Ayuntamiento. El recorte tampoco ha gustado nada en Vigo. Su alcalde, el socialista Abel Caballero, entiende que el Sergas comete "un agravio comparativo con otras ciudades más pequeñas en las que no hay recortes". "Otra vez Feijóo demuestra el cariño que le tiene a esta ciudad", remacha. La Federación Vecinal Eduardo Chao de Vigo tacha de "imprudencia temeraria" el recorte. "Precariza aún más un servicio sanitario fundamental", acusan sus representantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de agosto de 2011

Más información