El juez decreta prisión para la monitora que mató a tres niños

El juez que investiga la muerte de los tres niños discapacitados en el centro de menores de Boecillo (Valladolid) decretó ayer la prisión para la monitora acusada del triple homicidio, que permanece ingresada en el hospital por las heridas que ella misma se hizo al intentar suicidarse. La cuidadora declaró ayer que no recuerda nada de lo sucedido. La investigación sostiene que los menores fueron asfixiados hasta la muerte cuando dormían.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS