La crisis financiera

Buffett urge a subir impuestos a las grandes fortunas

La credibilidad de EE UU a la hora de poner en orden sus cuentas públicas está en juego. Con este argumento Warren Buffett saltó ayer a escena para pedir a los legisladores en Washington que suban los impuestos a las mayores fortunas del país. El oráculo de Omaha, una de las mayores fortunas del mundo y uno de los grandes filántropos, cree que el modelo de imposición actual es "injusto" para la clase media y cuestionó el argumento de que vaya a dañar la inversión.

En un artículo publicado en The New York Times bajo el título Dejen de mimar a los superricos, Buffett vuelve a posicionarse con la política defendida por el presidente Barack Obama. El demócrata se vio forzado en diciembre a prorrogar dos años los incentivos fiscales de los que se benefician los contribuyentes con unos ingresos superiores a los 250.000 dólares anuales (173.000 euros).

Más información
El BCE 'salvó' a España e Italia con una compra récord de deuda
España consigue colocar 5.700 millones en letras con un menor interés
Obama propondrá una tasa para los millonarios
Obama propone un nuevo impuesto para los millonarios

Buffett precisa que la imposición que se le aplicó a su fortuna fue del 17,4%, cuando a un empleado medio se le grava con el 36%. Explica que consiguió pagar la mitad de impuestos gracias a una serie de agujeros en la estructura fiscal. En concreto, el presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway pagó 6,9 millones en impuestos. "Puede parecer mucho dinero, pero porcentualmente es menos de lo que pagó el resto de empleados en nuestras oficinas", remachó el inversor, en plena batalla ideológica sobre cómo Estados Unidos debe recortar el gasto e incrementar los ingresos para contener la escalada de la deuda.

El Congreso de EE UU tiene ahora el reto, tras la retirada de la triple A por parte de Standard & Poor's, de pactar un plan que le permita recortar el gasto en 1,5 billones de dólares. Pero el ala conservadora se opone a elevar los ingresos subiendo impuestos. Su argumento es que afectará a las pequeñas y medianas empresas. Buffett recuerda que los ochenta y noventa, con cargas fiscales más altas, fueron las décadas de más inversión y generación de empleo en EE UU.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS