Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TOMÁS FOLE | Alcalde de Vilagarcía

"No haré recortes sociales ni subiré impuestos pero no descarto un ERE"

Dos meses después de llegar a la alcaldía de Vilagarcía, el popular Tomás Fole se prepara para gobernar en minoría, tal vez el peor mandato de los últimos 40 años ante la caótica situación financiera con una deuda de siete millones de euros contraída este año y un déficit que arrastra otros cuatro millones más. En tal contexto, el alcade no descarta plantear un ERE negociado con los sindicatos para adelgazar la plantilla municipal, 400 empleados, la mayor empresa de la ciudad. Fole culpa de este agujero al bipartito que gobernó los últimos ocho años. "Ha pesado más la irresponsabilidad que la crisis", afirma.

Pregunta. ¿Cómo definiría la situación financiera?

Respuesta. A falta de datos de 2010, los de este año dicen que la situación es grave y puede serlo mucho más cuando dispongamos de la auditoria interna que elaboran los departamentos de intervención y tesorería. El Ayuntamiento debe casi siete millones de euros a proveedores, una barbaridad porque son gastos de enero a junio de este año por la tendencia al gasto incontrolado del bipartito. Tenemos un nivel de endeudamiento del 87%, siete puntos por encima del techo legal, y el déficit es de 3.8 nillones.

"El Ayuntamiento tiene 400 empleados y 100 son de este último mandato"

"Los Presupuestos están prorrogados y no está claro que pueda aprobarlos"

"Preferiría que el sueldo de los alcaldes se fijase por ley"

"A Fexdega la dejaron moribunda y trataremos de salvarla"

P. Le acusan de alarmista.

R. No soy alarmista, los datos lo son y hablamos de los últimos ocho meses. Ellos [PSOE y BNG] saben perfectamente que es así porque han sido enormemente irresponsables con el gasto . A duras penas podremos asumir los gastos de personal y servicios mínimos del Ayuntamiento. Yo no he llegado aquí para sacarle los colores a la oposición, ni hablo de hipótesis o estudios hechos a medida de un político, los números son los que son y están a disposición de todos.

P. ¿Qué es lo prioritario?

R. Un plan de saneamiento y medidas correctoras que nunca hubo para contener el gasto. La crisis se arrastra desde 2008. Hay mucho gasto superfluo y mala gestión de compras y si queremos ahorrar hay que revisarlo y recurrir a préstamos que no se han utilizado. Nos encontramos con una absoluta desorganización, y el objetivo es elaborar un plan de austeridad a la carta. Hemos solicitado un crédito al ICO de 1,5 millones para ir pagando a proveedores y no podemos endeudarnos más. El problema es sanearlo en los plazos que marca la ley porque ya nos encontraríamos en la bancarrota. El plan de saneamiento nos dirá cómo podremos pagar. La imagen para el Ayuntamiento es pésima y es difícil negociar con vendedores a los que debemos tanto. El sobrecoste es un tema pendiente porque hubo un derroche enorme. Por un bote de pintura que le cuesta 75 euros a un ciudadano, el ayuntamiento pagaba 150. Es inadmisible. Y nos preocupa la plantilla, que está desorganizada. En los últimos cuatro años casi se empleó a 100 personas. Algunos están en vía de recurso porque hubo una guerra sindical y quieren que se les reconozca como laborales fijos a pesar de que las contrataciones se hicieron en fraude de ley. Estamos en 400 trabajadores con un presupuesto de 30 millones. El 41% son gastos de personal, estamos casi 10 puntos por encima de la media española. Y no se pueden reducir a no ser que empiece a despedir, podría pagar menos horas extras, organizar la plantilla y no tener que pagar asistencias técnicas y compras ordinarias.

P. ¿Impondrá un ERE?

R. Quiero dejar claro que en el PP nunca planteamos un ERE, eso fue rumorología de campaña y no entramos con esta intención. Para hablar de esta posibilidad hay que analizar la plantilla, tratar de optimizarla para rentabilizarla, hacerla operativa y eficiente porque ahora no lo es, y no digo que los trabajadores no sean capaces. Hemos tenido reuniones para optimizar la plantilla y si pedimos turnos de mañana y tarde, espero que sindicatos y trabajadores no pongan inconveniente. Insisto para que quede claro: si no hay posibilidades y la situación económica nos dice que hay que tomar medidas drásticas, me fiaré de lo que marque la auditoria interna. Ya dije que si son los trabajadores y sobre todo los sindicatos los que van a empezar a poner pegas y la situación nos lleva a un ERE, habrá que ser valiente y hacerlo, por eso no lo descarto. Lo mío no es firmar despidos pero la plantilla está sobredimensionada. ¿Y si la organizo bien podemos mantenerla económicamente? Habrá que verlo porque la prioridad es la situación económica.

P. ¿Hará recortes sociales?

R. Rotundamente, no. Es el mensaje malintencionado de algunos que nunca quisieron ser gobierno y espero que el bipartito que creó esta situación tenga la cordura de apoyar el plan de saneamiento y los presupuestos, que van a ser muy restrictivos. Por primera vez en muchos años hemos presentado la liquidación de las cuentas en tiempo y forma. Los informes los hizo personal del ayuntamiento, nada sospechoso de partidismo. Más transparentes no podemos ser. Estamos con unas cuentas prorrogadas de 30 millones y en los últimos dos años ni siquiera se llevaron a pleno. Preparamos los próximos y no tengo claro que se aprueben, estamos en minoría.

P. ¿Se plantea a corto plazo una subida de impuestos?

R. No, es otro mensaje de la oposición, pero recuerdo que llevamos casi dos décadas sin subirlos. A largo plazo habrá que verlo porque mucho dinero se va porque no se está recaudando al 100%. Sabemos que vamos a ser los malos porque las medidas las hemos de tomar nosotros. Nadie puede exigir lo mismo que hace cinco años, la situación no es la misma. Si no se pueden tener ocho días de fiestas, habrá dos.

P. Le critican por su sueldo.

R. Cobro lo mismo que mi antecesora después de los recortes y bajamos el 40% el coste del aparato de gobierno, tenemos la mitad de concejalías liberadas que el bipartito. Yo preferiría que el sueldo del alcalde se fijase por ley y no habría más discusiones.

P. ¿Desaparecerá Fexdega?

R. El certamen ferial no, aunque el modelo de feria es inviable. Buscamos una solución para hacerla compatible con otros usos deportivos. Vamos a plantear que la Cámara de Comercio se haga cargo de la gestión pero hay cuatro trabajadores que legalmente no puede asumir el Ayuntamiento. La han dejado moribunda y trataremos de salvarla pero no somos una ONG.

P. ¿Hay diálogo con los independientes para no gobernar en minoría?

R. Nunca hemos roto el diálogo y sigo sin descartar una negociación, siempre que haya sentido común. El problema no soy yo, tal vez Rivera Mallo no dejó claro lo que quería, no lo sé.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 2011